lunes, febrero 02, 2009

Sporting 1 - Sevilla 0, ¡con dos cojones!

Tres puntos importantísimos los logrados hoy por el Sporting ante un rival a priori superior. Primero son importantes porque, a falta de tres grandes equipos por delante ya tenemos 10 puntos de ventaja con los equipos de descenso de modo que, incluso en caso de derrota, no nos adelantarían en ese espacio de tiempo y a ellos aun les quedarán esos rivales seguidos en algún momento de la segunda vuelta. Importantes también por seguir afianzando El Molinón como una plaza complicada para los demás equipos, sobre todo ahora que parece que flojeábamos un poco fuera de nuestro campo. Y para terminar por que ya hemos sumado más hoy que en la primera vuelta en los cinco primeros enfrentamientos, con lo que las perspectivas del equipo son brillantes.

Y ganamos “a puro huevo” que diría Preciado, o “con dos cojones” que diría yo y que dijo Palop al terminar el partido. Demostrando que sabemos sufrir (pues jugamos algo más de una hora con un hombre menos) y defender la portería, encontrando un portero para cuando los fallos llegaron. Por los nuestros estuvo en meta Lafuente; con Sastre, Gerard, Iván Hernández y Canella en defensa; centro del campo para Diego Castro, Diego Camacho, Michel y Maldonado; mediapunta Carmelo y punta de ataque para Bilic. También jugaron Raúl Cámara, Barral y Matabuena.

Primer tiempo.
El Sporting, sabedor de que el Sevilla estaba cansado y mermado físicamente por tener menos descanso que los nuestros, así como por no poder rotar apenas por las bajas, salió lanzado. Con Carmelo y Castro poniendo la fantasía, Bilic la lucha y Michel y Camacho el control. Pronto, en un balón que llega a pies de Maldonado, un defensa del Sevilla interceptó el balón con la mano y el árbitro señaló penalty… Bilic lo lanzó muy fuerte, aunque algo centrado, y Palop lo paró (lleva parados 3 de los 4 penalties que le han lanzado esta temporada) para desespero del croata que necesita ver puerta para ratificar así su excelente trabajo y brega con goles, que es a la postre de lo que vive un delantero.

Poco después, con la movilidad de los nuestros arriba, Carmelo recogió un balón en la banda y puso un centro medido para que Castro cabeceara perfectamente al fondo de las redes de Palop, que aquí sí que no pudo hacer nada. El pase de Carmelo ante el Almería ya había valido un gol de Maldonado que dio la victoria y aquí hizo lo mismo demostrando lo que sería este Sporting si alguno más supiera centrar como estos dos jugadores…

El árbitro, muy mal en las faltas castigando una y otra vez a los nuestros, pitó un fuera de juego inexistente a Castro cuando se plantaba mano a mano con el portero. Jugada que luego si tuvo Bilic y, egoista por su ansiedad de delantero sin marcar en varias semanas, remató mal estando sólo Maldonado para recibir el pase. Menos mal que no lo acusamos al final…

Instantes después, en una dura entrada de Canella a Capel, éste vio la roja y dejó al Sporting con uno menos. El Sevilla se vino arriba y los nuestros se desorientaron un poco, pero las llegadas de los pucelanos se tomaron con un excelente Lafuente que, salvo un error en un control por alto al principio, se mostró seguro e inexpugnable. A los nuestros le quedaba la opción de la contra, pero apenas se pudieron prodigar en ella tratando de asegurar la defensa. También el público, que además la tomó con Capel todo el resto del partido, apretó lo necesario llegando a desesperarse ante el aluvión de faltas en contra que señalaba el colegiado.

Afortunadamente el Sevilla no es tan brillante en el juego primitivo que el Athletic de Bilbao realiza y que nos vino tan mal el pasado miércoles, y jugando al fútbol con los nuestros tan enchufados (y con un portero capaz de parar algo) lo iba a pasar mal para remontar.

Segundo Tiempo
Precisamente por eso, poco a poco, el Sevilla fue introduciendo en el campo a sus jugadores más letales e incrementando su dominio. Los nuestros, salvo aproximaciones por instinto más que por cabeza, destacando un par de fantasías de Diego Castro que dejaron a jugadores nuestros en ocasiones claras, pusieron todo el empeño en defender, emergiendo la figura de un Rafael Sastre que eclipsó totalmente a Capel. Cámara abusó de las faltas, dando demasiadas ocasiones innecesarias al Sevilla que afortunadamente no supieron aprovechar, y realizó una cesión horrible al rival en boca de gol que obligó a Lafuente a hacer la parada de la noche salvando al Sporting.

Michel hizo un esfuerzo titánico en el centro del campo y aportó creación además; Camacho puso experiencia pero vio una amarilla que le mermó y que además le hace ser baja contra el Barcelona la semana próxima, y todos corrieron y se sacrificaron de un modo encomiable, hasta el momento del pitido final tras cinco minutos de tiempo extra. Difícil hablar sólo de uno a destacar, pero no como otras veces por ausencia, sino aquí por lo bien que se estuvo a nivel general, pudiendo incluso aumentar la diferencia en los últimos minutos.

Curiosidades
Los primeros 20 minutos tuvieron la zona de los ultras vacía por no dejarles acceder al estadio tras un par de trifulcas y problemas con unas bengalas y varias cargas policiales.

Preciado jamás había ganado al Sevilla, algo que se rompió

Los recogepelotas fueron expulsados por perder tiempo (evidentemente así se perdió mucho más) lo que ya había sucedido en Sevilla al revés. En aquel entonces Preciado se quejó en rueda de prensa y Jiménez, entrenador del Sevilla, le dijo que “el fútbol es para listos”. Ahora no parecía pensar igual y se enzarzaron en una discusión dialéctica en la rueda de prensa de un partido en que, además, acabó con ambos entrenadores del Sporting (Preciado y Tejada) expulsados.

Lo mejor
El sacrificio colectivo.

La fantasía de Diego Castro y Carmelo y la calidad técnica individual que ambos tienen y que ponen al servicio del equipo. Además ambos trabajan mucho en defensa, lo que el equipo agradece y el público valora. Un lujazo para el Sporting contar con ellos dos.

Tres puntos, como ya dije antes, importantísimos

Que el once “de gala”, retocado sólo por lesiones y sanciones, es un equipo MUY competitivo. Y ya podemos ponerlo siempre que Preciado quiera.

Lo peor
Que Bilic lo hace todo bien pero no logra marcar goles desde hace tiempo. Seguro que cuando el Sporting los necesite más los encontrará, pero no debe obsesionarse tanto ni pecar de algo que no es… individualista.

Como las faltas del Sporting no se miden nunca por el mismo rasero que las de nuestros rivales.

Y ahora a pensar en el encuentro ante un Barcelona muy roto atrás, y a ver que pasa.

6 comentarios:

El Mirlo dijo...

Llevaba tiempo sin comentar en este estupendo blog,aunq seguia entrando cuando podia.Y el partido de hoy (bueno ayer ya) ha sido increible por el sacrificio,solidaridad ,coraje, entrega...y demas sinonimos. Destacar si acaso a Diego Castro pero dentro de un gran equipo y por fin un gran partido defensivo. Y ahora a Barcelona a dar la campanada,xq a la contra y vs una defensa totalmente nueva se puede hacer daño.PUXA SPORTING!!!!

Abraham dijo...

COn portero ya es otra cosa, eh. Podemos sentirnos orgullosos de estos jugadores que se dejan la piel en cada partido.

Brando dijo...

Hi! I see you love football too! Come on my blog http://ioamolaseriea.blogspot.com and we may exchange links?

WWfan! dijo...

Enhorabuena. Vi el partido y el resultado es justo. Y sí, con cojones.
Y se lo merece más aun por el capullo de Jimenez.

musho betis dijo...

¡pishaaaaaaaaaaaaaa! ¡que alegria me ha dado el sporting, felicidades! ¡viva el sporting y que se pudra jimenez!

Tony dijo...

Con dos cojones, y lo más importante, con un golito a favor y ninguno en contra.

De momento todo va bien, pero no nos olvidemos que aún son las primeras rampas del Angliru, y lo peor está por venir.

Los resultados de los equipos que van por abajo nuestro o muy cerca fueron mayoritariamente perfectos para nuestros intereses.

Sólo faltó que hubiese perdido el Valladolid.

Cahis en el Atlético De Madrid, podía haberse esforzado un poco más ...