lunes, noviembre 05, 2012

Sporting 0 - Sabadell 0, mereciendo más.

Mi crónica de ayer la podeis leer en el diario Vavel. Además, aquí podeís encontrar mis notas individuales sobre el partido de cada jugador.

domingo, octubre 28, 2012

Castilla 2 - Sporting 4, crónica

Mi crónica de hoy la podeis leer en el diario Vavel. Aquí os dejo un enlace Castilla 2 - Sporting 4

sábado, octubre 20, 2012

Sporting 2 - Almería 1; el Sporting ya sabe a qué juega

Las firmes intenciones de ataque y buen trato de balón expresadas por Sandoval a su llegada a Gijón fueron confirmadas a las primeras de cambio en el terreno de juego. Con el once y con su juego. Tres delanteros, un centrocampista creativo para organizar el juego (el infrautilizado hasta ahora Nacho Cases), Trejo entre medias con absoluta libertad de movimientos, una defensa firmemente decidida a sacar el balón siempre jugado y Mandi por delante con la única misión de proteger en defensa y ayudar en la salida de pelota a la débil zaga rojiblanca. Esa fue la receta del técnico que daría la victoria al Sporting y reconciliaría al equipo con la grada en un espectacular encuentro frente a un rival de mucho nivel, antes de eso pasaron muchas cosas.

Primera parte

El arranque del encuentro despejó dudas y quitó caretas. Los mismos hombres que venían jugando al patapum p'arriba renunciaban al balón largo. Toca que te toca, de un lado a otro, ahora hacia delante, ahora reculo que no hay sitio,... La grada obnubilada viendo a su equipo hacer lo que venía siendo una quimera, buscada y nunca encontrada por el anterior técnico (o eso decía). Movimientos sin balón sencillos, automatismos básicos y pase al compañero mejor colocado ante la consabida falta de trabajo en la nueva idea. Cases y Trejo se divertían con el balón por el suelo y el tridente de arriba se movía con ahínco buscando las cosquillas a la defensa rival. No todo era de color de rosa, puesto que la inseguridad de la defensa seguía ahí. Pero entre la mayor profundidad con la pelota del Sporting (que no verticalidad), que hacía al rival robar el balón mucho más retrasado, y la fuerte presión de los atacantes (mucho más juntas las líneas) hacía que los visitantes tuvieran muchos más problemas para llegar al área asturiana.



La jugada más peligrosa de la primera mitad, no obstante, llegó por parte del Almería con un cabezazo de Ulloa. El delantero ganó la partida a Gregory con un gran desmarque pero Juan Pablo, todo reflejos, sacó una mano prodigiosa que hizo que el balón se estrellara en el poste. A partir de ahí, el monólogo rojiblanco fue constante. Sólo interrumpido por fallos en el pase de Gregory e Iván en el inicio de jugadas que permitían contras peligrosas aunque bien corregidas por el improvisado sistema defensivo del Sporting. En ataque, mucho tiros en buena posición del Sporting se fueron al limbo pero las mejores ocasiones llegaron en las botas de David Rodríguez, primero, y Trejo, después, que se plantaron sólos ante Esteban para lucimiento del meta avilesino en los mano a mano.

Segunda parte

El Sporting salió de la ducha con fuerzas y ánimos renovados, decidido a seguir con su estrategia hasta el final. Poco tardo en llegar el fruto del gol, un jugada muy bien hilvanadas por Trejo terminó con Sangoy centrando a la olla pegadito a la cal de la banda derecha. Su centro al corazón del área lo ganó el más listo de la clase, Mate Bilic, para batir en su salida a la desesperada a Esteban anticipándose a su marcador. El Sporting se ponía por delante con solo 5 minutos de la reanudación disputados y El Molinón estallaba de alegría, loco por que su equipo le diera un poco de fé para dejarse la garganta por los suyos.

Tras el gol, quince minutos de dominio total del Sporting. Aunque sin ocasiones demasiado claras, la verdad. Los problemas llegaron mediada la segunda mitad, primero con el cansancio partiendo al Sporting a la mitad. Después con la lesión de Mandi. Sin su tapón el centro del campo el equipo lo pasó muy mal ante un Almería lanzado a tumba abierta a por la victoria. Mientras Barrera cogía el pulso a su nueva posición en el campo, las ocasiones se sucedían en el área de un muy inseguro Juan Pablo y su no menos insegura defensa. A trancas y barrancas salvó Gregory el empate bajo los palos pero, minutos después un fallo en el despeje de Canella (uno de los muchos que tuvo) deja el balón flojito a Verza para que iguale desde el borde del área.



No obstante, Sandoval supo revitalizar al Sporting con un cambio. Carmona reemplazaba a un desacertado David Rodríguez y ocupaba la posición de un fundido Trejo, que pasaba a la delantera. El resultado fue la recuperación de frescura de ideas en el centro del campo y, por ende, del control del juego al Sporting. En una jugada colectiva tan sencilla como bonita, los atacantes del rojiblancos movieron el balón con pases rápidos por todo el eje de ataque para que Carmona fusilara en mano a mano a Esteban. La ventaja parecía definitiva para el Sporting a cinco minutos del final pero esperaba una prueba de fuego para el equipo asturiano.

Con el Almería lanzado a la desesperada y el Sporting roto físicamente, llegó el asedio de la meta local. El Sporting se defendió como pudo sin el balón y fue capaz de manejar la pelota con criterio para que pasara el tiempo, sin rehuir nunca la portería de Esteban si encontraba huecos por los que atacarla. La lesión de Nacho Cases llegó al borde del descuento y el entrenador volvió a dar una declaración de intenciones a grada y jugadores, Juan Muñiz le reemplazó para dormir el partido desde la posesión de balón. Nada de especulaciones metiendo más defensas. Fruto de ello, el Sporting consiguió en pleno descuento tener un par de ocasiones para matar el partido falladas por los agotadísimos Trejo y Bilic mientras los visitantes no llegaban con claridad a los dominios de Juan Pablo. Los nervios en la grada, que los hubo, fueron más por la situación del equipo que por peligro real. Lo que sí fue real, fue la victoria de un Sporting que mira al futuro con optimismo. Sandoval tiene un plan. Y, todo sea dicho de paso, el plan tiene muy buena pinta.

LO MEJOR

*Trejo. El talento de este equipo. Y además defiende y nunca se esconde. Partidazo del jugón.
*Cases. Volvió a recordar el de sus mejores partidos. De menos a más, siempre dando criterio al juego.
*Bilic. El alma del equipo(Junto al hoy ausente Lora). Nunca se rinde y contagia a sus compañeros su garra.

LO PEOR

*Canella. Sube muy poco y cuando lo hace suele terminar las jugadas con malos centros. Mal en el uno contra uno y con despejes muy blanditos.
*Iván y Gregory. Muy mala primera parte del francés y muy mala segunda parte del madrileño. Cada llegada rival es el pánico por su lentitud y fallos en el despeje.

jueves, octubre 18, 2012

Sandoval coge el relevo en medio de la tempestad

El Sporting ha destituido hace unas horas a Manolo. Las formas, a la altura de lo que nos tiene acostumbrados la directiva de nuestro club, la del betún. Mientras el entrenador dirigía su último entrenamiento ajeno a los tejemanejes de "la planta noble", el Sr. Manolo Rosety -autoproclamado principal cronista del universo rojiblanco- anunciaba en la web de El Comercio la destitución del técnico.

El festival de despropósitos no había hecho más que comenzar. Primero las redes sociales echaban humo con la noticia, mientras se colgaban fotos del bueno de Manolo en pleno entrenamiento. A continuación el técnico fue citado en el despacho del Presidente para una reunión, con la prensa y la afición esperando detrás de la puerta la notificación oficial del cese y los jugadores dándose mus en el vestuario. A ellos les tocaria el turno más tarde, reunión de los cuatro capitanes con el presidente, para vete a saber qué, con el entorno esperando impaciente. Rueda de prensa de unos y otros, el Presidente escondido como una rata en su despacho, sin dar la cara, como es costumbre últimamente. Y el club publicando en su web la destitución de Manolo, con la cobardía y el anonimato de una triste nota de prensa.

Hasta ahí la película de Manolo. Mientras detractores y defensores de Manolo se rasagaban (nos rasgábamos) las vestiduras con el circo en el que se ha convertido el Sporting se negociaba con Sandoval. Y un par de horas después del comienzo de la historia se anunciaba, con otra nota de prensa el fichaje de Sandoval, que será presentado como técnico del Sporting esta tarde en rueda de prensa, a las 20.00 h. acompañado del Sr. Vega Arango.

Con Sandoval llega un entrenador de perfil similar a Preciado, aunque con mucho menos currículum. En su haber un ascenso con el filial del Rayo de 3º a Segunda B, un ascenso a Primera y una permanencia con el Rayo y un premio Miguel Muñoz a mejor técnico de Segunda División. El madrileño se encontrará en Gijón un ambiente desfavorable pero conocido, no en vano viene de conseguir el éxito en un Rayo destrozado socialmente, en medio de la ley concursal y tiranizado por la familia Ruiz Mateos primero y Ruiz Presa después. Su receta para superar estos inconvenientes quizás os suenen de algo: fútbol atrevido, optimismo y un mensaje claro en sus apariciones públicas. Su primera misión será devolver el optimismo a una afición tan desilusionada como asqueada por la incapacidad de sus dirigentes de llevar con criterio al club, mientras ayuda a recuperar la confianza a unos jugadores de indudable calidad que llevan perdidos 3 meses. Y quizás, quien sabe, el sol vuelva a salir en El Molinón.


domingo, septiembre 23, 2012

Sporting 2 - Alcorcón 1; victoria sin brillo

El Sporting consiguió la primera victoria de la temporada con mucho sufrimiento y remontada incluida. Los hombres de Manolo se sobrepusieron a una pésima primera mitad y, con más coraje que fútbol doblegaron a un Alcorcón muy voluntarioso pero poco acertado en defensa.

El once

Sexta revolución del equipo en seis jornadas ligueras. El sorpresón fue la titularidad de Cuéllar bajo los palos en detrimento de Juan Pablo, que llevaba un rendimiento discreto pero no desastroso. Además, Landeira se quedaba en el banquillo pese a ser el mejor defensa en los ultimos partidos en detrimento de Iván y Gregory. En el centro del campo Cases se quedaba fuera, dejando su puesto a Barrera y repetía Mendy, pero esta vez en su posición natural por la banda derecha. En ataque, Sangoy salía de referencia arriba.

El once fue, por tanto: Cuéllar; Orfila, Iván, Gregory, Canella; Ricardo León; Mendy, Alex Barrera, Trejo, David Rodríguez; Sangoy.

Primera parte

Salió enrabietado el Sporting del vestuario, lo que permitió encerrar al Alcorcón en su campo los primeros diez minutos. Los rojiblancos llegaban con facilidad a las inmediaciones del área rival, liderados por Alex Barrera y Trejo, muy activos todo el partido, pero sin precisión en el último pase. Pese a todo el Sporting pudo adelantarse en el marcador en un disparo al larguero de Orfila tras una buena jugada de Canella y un par de buenas combinaciones por la banda izquierda con David Rodriguez que no encontraron rematador.



Poco duró el arreón inicial. Poco a poco los visitantes empezaron a combinar el balón y mantener la posesión, solo con esto sirvió para desnudar las vergüenzas de los nuestros. Volvió a quedar claro que el entramado defensivo del Sporting hace aguas en cuanto el contrario mueve el balón un poquito, sin apoyos para tapar los espacios libres y deficientes bascualciones de los jugadores, aparecen pasillos que son fácilmente penetrables con un pase, gracias a la escasa presión del centro del campo (y la delantera) sportinguista.

No tardó en llegar el 0-1, tras varios fallos defensivos del Sporting llegan los murmullos. Precisamente un error de coberturas permite una colada por la banda izquierda del ataque visitante, Iván Hernández intenta impedir que Oriol remate el centro de Fernando Sales y aloja el balón en su propia meta. Corre el minuto 15, ya aparecen los nervios y los pitos en El Molinón. El equipo se achica mientras Trejo, Barrera y David Rodríguez intentan tirar del carro pero el abuso del pelotazo les impide crear peligro más que a cuentagotas. Por suerte, los visitantes no tienen puntería en sus ocasiones y se llega al descanso con derrota por la mínima, malas sensaciones, protestas de los jugadores locales (en especial Sangoy) al árbitro y una durísima pitada de El Molinón a sus jugadores.


Segunda parte

Sin apenas tiempo para comprobar cambios en el juego llega el empate, a balón parado. Sangoy cuelga al primer palo un corner y Ricardo prolonga con la derecha al segundo palo, Iván libre de marca fusila a Manu y dedida el tanto a Preciado. La grada se crece y lanza a sus hombres, que poco a poco van perdiendo los nervios y se lanzan tumba abierta a por el segundo. Aparece la figura de Mendy, que se convierte en un puñal por su banda y  el equipo crece, sin fluidez en el juego pero con el empuje de la ambición. Un paradón de Manu a trallazo de Sangoy evita el segundo y varias llegadas de Trejo, Mendy y David Rodríguez no acaban en gol de milagro. Por su parte, el Alcorcón llega con peligro a la contra pero Iván y Gregory frenan sus acometidas in extremis y da la sensación de que cualquiera de los 2 puede marcar en cualquier momento.

Manolo arriesga y mete el músculo de Mandi (arriesgandose a perder al pivote por elsión mucho tiempo) para reemplazar a Ricardo, que no da abasto en defensa sin el apoyo del resto de centrocampistas. El equipo gana solidez en defensa con el cambio y los madrileños empiezan a buscar defender el empate.


Manolo decide entonces meter a Bilic por Barrera y pasar a un juego más directo. El Sporting se atasca un poco y se prepara Juan Muñiz para entrar a colgar balones cuando llega la jugada del partido. Saque largo de Cuéllar a la espalda de la defensa, David rodríguez demuestra que es el más listo de la clase y le gana la partida a su par (Nagore), se hace con el balón en el borde del área y clava una vaselina a bote pronto que se aloja en la escuadra de un perplejo Manu. Golazo del de Talavera de la Reina que parece dejar los 3 puntos en Gijón.

 Pero como a perro flaco todo son pulgas, el árbitro expulsa rigurosisimamente a Gregory por una faltita cuando el Alcorcón intentaba adelantar líneas. Afortunadamente quedaba un cambio, Landeira pudo sustituir a un fundidísimo David Rodríguez para apuntalar la defensa y el Sporting, por una vez, supo dormir el partido. Pese a que cada balón colgado llevaba el pánico a los sportinguistas por la fragilidad de una defensa dubitativa y con tendencia a recular demasiado, se consiguió defender el gol de ventaja sin demasiados apuros.

Conclusión

El Sporting sigue sin carburar pero al menos consiguió sumar los 3 puntos. Habrá que ver si la victoria da tranquilidad al equipo y Manolo empieza a dar con la tecla para sacar el máximo rendimiento de sus hombres. De momento parece claro que David Rodríguez y Trejo son la clave para el ataque, con la baja de Lora parece fundamenal la recuperación de Mandi para el centro del campo, en defensa queda todo por hacer visto el penoso rendimiento de esta tarde.

LO MEJOR

*David Rodríguez. Muy implicado con el equipo y muy activo siempre en el campo. Talento y gol por los 4 costados. Fichaje de lujo.

*Barrera. El canterano no se arrugó pese a llevar unos partidos fuera del once. Siempre juega el balón con criterio (le salga o no) y no se esconde.

*Trejo. Defiende, estorba, corre, pelea,... y siempre sabe que hacer con la pelota. Le falta un puntito de acierto en el último pase, cuando lo recupere marcará las diferencias.

LO PEOR

*La defensa. Los laterales no son capaces de cerrar sus bandas, los centrales sufren muchísimo para defender jugadores más rápidos y están muy fallones en el juego aéreo. Sin duda, la gran laguna del Sporting.

*Ricardo. Volvió a desaprovechar otra oportunidad. Sin ser un desastre, un jugador de su experiencia que viene de fuera debe aportar mucho más.

*Sin mando. El Sporting volvió a ser un equipo incapaz de jugar bien. Va demasiado a rachas, dependiendod emasiado del pelotazo para la salida del balón, sufriendo mucho para recuperar la pelota y sin capacidad de marcar el ritmo de un partido.

EL ACTA

Sporting: Cuéllar; Orfila, Iván, Gregory, Canella; Ricardo León (Mandi '70); Mendy, Alex Barrera (Bilic '76), Trejo, David Rodríguez (Landeira '84); Sangoy.

Alcorcón: Manu, Nagore, Laguardia, Babín, Ángel Sánchez, Mora (Enrich '84), Rubén Sanz, Fernando Sales (Nieto '70), Juli, Miguelez (Kike López '76);Oriol Riera.

0-1 min.16 Iván Hernández empuja un centro de Fernando Sales a su propia portería.
1-1 min.48 Iván Hernández en un córner.
2-1 min.78 David Rodríguez de vaselina ante la salida de Manu.

Árbitro: Valdés Aller MAL

Explusó a gregory por doble amarilla, amonestó a Iván y Mandi.

domingo, septiembre 09, 2012

Sporting 1 - Lugo 1; la grada se impacienta

El Sporting mereció al victoria en un partido sosete pero pagó demasiado cara su incocencia en las áreas y la presión que le metió su grada desde el pitido inicial del árbitro.

El once

Esta vez Manolo dió continuidad a lo visto en Santander, retocando levemente la línea de ataque. Juan Muñiz debutó como titular en el extremo izquierdo y Trejo pasó al derecho con David Rodríguez por detrás de Bilic y De las Cuevas (por fín) calentando banquillo. El equipo titular fue,
 por tanto: Juan Pablo; Luis Hernández, Iván, Landeira, Canella; Mandy, Lora; Trejo, David Rodríguez, Trejo; Bilic.

Primera parte

Salió el Lugo muy ordenadito y tratando bien la pelota. Señas de identidad que no perdería en todo el partido y sorprendieron al Sporting en los primeros minutos de partido, dandole el dominio del juego los visitantes y sacando los primeros pitos de la impaciente parroquia sportinguista. No obstante, los rojiblancos fueron recuperando terreno poco a poco, amparados en la superioridad técnica de su centro del campo y en apenas diez minutos consiguieron hacer con el mando del encuentro para no dejarlo más que en momentos de despiste puntuales.

Sin hacer grandes alardes, tocando con calama y buscando las bandas el Sporting entraba con peligro al área rival con las caidas a las bandas de David Rodríguez y las penetraciones de Trejo y Juan Muñiz. La falta de puntería de Bilic en el remate de cabeza y la imprecisión de la segunda línea en los tiros lejanos impedía a los locales adelantarse en el marcador, mientras los locales sembraban el pánico a la contra aprovechando la fragilidad de una defensa impropia del fútbol profesional.

Apenas 4 pases bien dados o una timidísima presión destapaban las carencias de la floja zaga rojiblanca, en la que destacaba por encima de todos un lentísimo y siempre mal colocado Iván Hernández. Su compañero Landeira tapaba el boquete como podía pero conseguía con cesiones tan arriesgadas como imprecisas, dejar solos  a los delanteros rivales frente a Juan Pablo para desesperación de una afición que acompañó de pitos el coladero sportinguista.


 Un par de goles había perdonado el Lugo cuando el Sporting se adelantó en el marcador, una buena colada de Juan Muñiz terminó en un centro muy pasado al que no llegaron Bilic ni David Rodríguez, el rechace lo cogió trejo en la otra banda para asistir a David Rodríguez. El talaveran, mostró su calidad batiendo por bajo a la media vuelta a Yoel y adelantar al Sporting cuando más peligro llevaban los visitantes a los dominios de Juan Pablo.

El Sporting durmió bien el partido y consiguió con mucho trabajo en el centro del campo mantener a raya a los gallegos, pero la suerte que acompañó en Santander fue esquiva en esta coasión a los hombres de Manolo. Una falta tonta en el borde del área cuando apenas faltaban dos minutos para el descanso la transformó en el empate Oscar Díaz, jarro de agua fría para el Sporting en un disparo blandito en el que pareció que Juan pablo podía haber hecho más.

Segunda parte
 
Tras el descanso, el público esperaba al Sporting con el cuchillo en la mano, dispuesto a pitar en las primeras de cambio. Los rojiblancos dubitativos, penan el peso del mal arranque liguero y el tanto del empate y los visitantes bien plantados en el campo a la espera de aprovechar algún error defensivo de los de casa. Sin hacer florituras el Sporting consiguió dominar el juego y encerrar a los vistantes en su propio campo, pero sin llegar con claridad, disparos lejanos y balones a la olla rondaban los dominios de Yoel sin demasiado peligro mientras las contras gallegas sembraban con cuentagotas el pánico en el graderío.

Con más pena que gloria pasaron los minutos, el Lugo se replegaba cada vez más y el Sporting colgaba balones a la desesperada ante la falta de ideas de su centro del campo. El equipo, ciego con la lesión de Juan Muñiz y la inexplicable sustitución de Trejo mediada la segunda mitad se encomendó al juego directo por la falta de acierto de De las Cuevas y Cases, encargados de canalizar el juego. Yoel solventó sin demasiados apuros su tarea y permitió al Lugo sacar un puntito de El Molinón.

Conclusión

El Sporting mostró mejoría en el juego de ataque y apuntó lo que puede ser este equipo cuando se acoplen los talentosos atacantes de que dispone Manolo. Sin embargo, la defensa volvió a quedar en evidencia. Muy blanda tanto en las bandas como en el centro, destacando en lo negativo un engadísimo Iván Hernández que se suponía debía ser una referencia atrás después de su paso por Primera División.

Mucho trabajo le queda a Manolo para conseguir frenar la sangría de puntos que es, a día de hoy, la defensa del Sporting. Y digo defensa porque lo de hoy es un problema de zaga, no de sistema defensivo.

En lo negativo hay que destacar también a la afición que, lejos de apoyar, pitó al equipo desde el minuto 5. Si llevamos meses diciendo que con la gorra no se gana a nadie, no podemos empezar a pitar a las primeras de cambio. Pensar que vamos a ganar 5-0 al descanso todos los partidos es volver a los errores del pasado, crítica: sí, presión estúpida: no.


LO MEJOR


*David Rodríguez. Muy activo e inteligente en los desmarques, dejó sello de su calidad en el gol. Confirmando que tenemos delantero, y de lo mejor de Segunda.


*Juan Muñiz. Activo, peleón. Centra muy bien, dispara y no se esconde. Debe ser titular.

*Trejo. Defiende como el que más y marca la diferencia en ataque. Es el pilar sobre el que edificar este equipo.

LO PEOR

*La defensa. Fallones, timoratos, mal colocados. Horrible. Impropia de fútbol profesional.

*Los cambios. El equipo perdió mordiente y claridad de ideas con ellos, así que muy bien hechos no debieron estar.

*La grada. De vergüenza escuchar los pitos que sonaban a los 5 minutos del inicio del aprtido y en determinados momentos de la segunda mitad. ¡Qué fácil es olvidar!

EL ACTA

Sporting: Juan Pablo; Luis Hernández, Iván Hernández, Marcos Landeira, Canella; Lora, Mandi; Trejo (Nacho Cases 79'), David Rodríguez, Juan Muñiz (Carmona 71'); Bilic (De las Cuevas 61').

Lugo: Yoel, Víctor Díaz, Fran Pérez, Pavón, Manu, Pita, Seoane, Óscar Díaz (Galindo 78'), Héctor Font, (Iago Díaz 85'), Tonetto (Durán 70') y Fran Sol.

1-0 (m.35) David Rodríguez recibe en el área pequeña un pase de Trejo y bate a la media vuelta a Yoel.

1-1 ( m.42) Óscar Díaz de libre directo.



Árbitro: Pino Zamorano MAL

Tarjetas: Landeira (SPO), Fran Pérez (LUG), Pavón (LUG)

domingo, septiembre 02, 2012

Racing 0 - Sporting 0; más de nada

El Sporting empató a cero en Santander en un pésimo partido que deja a Manolo pendiendo de un hilo. Nuestro equipo volvióa  estar inoperante en ataque y blandísimo en defensa en un encuentro en el que sólo la ineficacia de los delanteros del Racing permitió a Juan Pablo mantener la portería a cero.

El once

Manolo volvió a señalar a Gregory y tras sustituirle en el descanso la pasada jornada, le dejó en el banquillo en detrimento de Landeira. Además, Mandy y Lora ocuparon el doble pivote tras susperar su problemas físicos, Luis Hernández y Carmona jugó en la banda derecha reemplazando a los tocados Carmelo y Orfila, respectivamente. El once completo fue: Juan Pablo; Luis Hernández, Iván, Landeira, Canella; Mandy, Lora; Carmona, De las Cuevas, Trejo; Bilic.

Primera parte

Salió el Sporting igual que en los partidos anteriores, esperando en su campo las acometidas del rival. La diferencia la marcaron Lora y Mandy, mucho más dinámicos en defensa que las parejas de pivotes de las dos priemras jornadas. Con ellos no había salida de balón, pero al menos se ganaba en agresividad en elc entro del campo. Por delante de ellos, los 3 mediapuntas estabn muy estáticos tanto en defensa como en ataque, empeñados en ir los 3 al centro a buscar el balón, lo que facilitaba el repliegue raciguista. Arriba quedaba Bilic, muy lejos de sus compañeros, un islote en medio de la defensa rival que no recibía ningún balón en condiciones y amagaba con estorbar en la construcción cántabra, demasiado sólo para causar alguna complicación a sus contrarios.

Con el ritmo cochinero de los primeros aprtidos el Sporting se fue diluyendo, a la vez que se agotaban las fuerzas de Lora y mandy, muy bajos de forma todavía. Nuevo error de Manolo, que podía haber introducido uno de los peleones junto a un creador para dosificar las fuerzas de la medular en lugar de hipotecar la segunda parte de antemano. Fruto de ello, el Sporting fue cediendo terreno con el paso de los minutos. Pese a todo, al descanso se llegó con cero a cero y poca sensación de peligro, exceptuando un par de los garrafales fallos de marcajes a los que nos viene acostumbrado nuestro equipo que fueron desaprovechados por los delanteros locales en boca de gol. Por el Sporting, las únicas llegadas peligrosas fueron una falta lanzada por Bilic que despejó bien el meta cántabro y un trallazo lejano que Mandy estrelló en el larguero.

Segunda parte

Manolo sacó a los mismos en la reanudación. Y seguimos con la misma receta, los jugadores, lejos de espabilar salieron aún más indolentes de la caseta y pronto el partido era un monólogo del Racing que jugaba al frontón con un Sporting digno del mismísimo Clemente. Patapum párriba, despiste abajo. Ahora Juan Pablo se lía con los pies, ahora se confía Landeira en und espeje, Mandi sin gasolina, Lora con un par de huevos, carmona y Trejo negados, Bilic aburrido y De las Cuevas de paseo. Sorprendentemente se va Carmona el primero a las duchas, si el Racing llevara 2 goles a nadie le extrañaría. ¿Continuidad a los buenos minutos de Juan Muñiz el Sábado? NO, populismo y David Rodríguez al campo, el flamante delantero pasa a la banda derecha para aumentar el despropósito. Pese a todo se las apaña para ganar un remate franco que anula el linier. Sigue perdonando el Rayo y el sistema defensivo quedando en evidencia.

Segundo cambio. De las Cuevas al banquillo, sustituido por Hugo Viera. Trejo a la derecha y David Rodríguez al centro. El portugués está lento y perdido, a Trejo le pesan los kilómetros y la distancia entre líneas igual que antes. Juan Pablo salva el primerop otras 2 veces y el liner desquicia a david Rodríguez con fueras de juego inexistentes que dejan al Sporting sin su único recurso, el balonazo largo a los buenos desmarques del ex del Celta.

Manolo redondea el desprósito con Ricardo León. El canario lo hace todo mal en 15 minutos y oposita a una plaza de acomodador en El Molinón, fallón en el pase, el corte y mal colocado, lo de recogepelotas quizás le venga grande. El Racing, muy cansado recula, pese a todo el Sporting sigue sin llegar, los jugadores nuevos, con apenas 1 ó 2  entrenamientos están perdidos. Más que los viejos, si es posible. Entre los pelotazos y el linier, se va el juego de ataque del Sporting. En el Racing, cualquier pelotazo deja a Koné en mano a amno con la defensa que siembra el pánico en la mareona. Al final, empate a cero y gracias, cualquier equipo que no esté en la situación terminal del Racing nos mete 5.

Conclusión

Santos. Eso son los aficionados del Sporting que viajaron a Santander, que ni protestaron en este aborto de partido que disputaron los rojiblancos. Las sensaciones son muy malas, con un equipo muy poco motivado cuyos jugadores parecen faltos de fé en las ideas que "impone" su entrenador. Un técnico cobarde, que no para de dar bandazos en los que siempre sacrifica al más débil y no recompensa el trabajo con minutos. Un vendedor de humo que vende unas ideas de cara a la galería y las traiciona desde que da la alineación hasta que el árbitro pita el final. Un buhonero que vende la pócima del buen fútbol amparado en los halagos de muchos, que piden la paciencia para un hombre sin prestigio ni historia que negaron a otros con mucho más bagaje en sus espaldas. Amparados en un discurso tan vacío y hueco como los halagos de un buhonero a su brebaje milagroso, que abandoran como dogma de fé ante la falta de argumentos futbolísitcos o curriculares del inquilino del banquillo rojiblanco.

LO MEJOR

*El homenaje a Preciado.

*Juan Pablo. Pese a su error de bulto, salvó un punto para nuestro equipo.

*Mandi. Muy bueno defensivamente y con el detalle del tiro lejano al alrguero. Parece un jugador muy aprovechable.

LO PEOR

*Manolo. Erre que erre. Mal planteamiento y decisiones cobardes.

*De las Cuevas. Acomodado, poco vertical, indolente, negado,... Le necesitamos y está desaparecido, hoy ni siquiera tiene la excusa de estar en la banda.

*Ricardo León. Cada oportunidad que tiene, peor lo hace. Horrible.

EL ACTA

Racing: Mario; Ruyman Hernández, Héctor Yuste, Rochela, A. Dorca, A. Francis,  Gai (Ferreiro), Jairo, Longas (Koné), Goikoetxea y G. Saizar (Óscar Pérez).

Sporting: Juan Pablo; Luis Hernández, Iván Hernández, Marcos Landeira, Canella; Mandi (Ricardo), Lora; Carmona (David), De las Cuevas (Hugo Vieira), Trejo; y Bilic.


Árbitro: José María Sánchez Martínez BIEN

Amarilla Saizar (RAC), Ricardo (SPO), Hugo Vieira (SPO) y Canella (SPO).

domingo, agosto 26, 2012

Sporting 2 - Murcia 3; sin disculpas

El Murcia aprovechó ayer la superioridad de su centro del campo para derrotar a un Sporting que fue incapaz de dominar el ritmo de juego. El equipo de Manolo fue un juguete roto en manos del Murcia, evidenciando que aún le falta mucho por trabajar en lo táctico y, con Mandy y Lora lesionados, no encuentra un hombre que lidere la presión y organice el juego de ataque debidamente.

El once

Manolo hizo 3 cambios respecto al equipo que salió de inicio en Soria. El obligado de Sergio (lesionado) por Iván Hernández, también se fueron al banquillo Sangoy (tras un viaje a Argentina del que acababa de regresar) reemplazado por Bilic y Álex Barrera sustituido por Ricardo León.

Con estas sustitciones quedó el siguiente equipo titular: Juan Pablo; Orfila, Gregory, Iván Hernández, Canella; Ricardo, Nacho Cases; Carmelo, Trejo, De las Cuevas; Bilic.

Primera parte

El Sporting repitió el planteamiento de Soria, líneas atrasadas, nula presión en la salida del balón rival y una rara combinación de juego directo y combinativo en la que se incia el juego con un patapum p'arriba, y sólo cunado se llega a 3 cuartos de cancha se combina. El desbarajuste táctico apunto estuvo de dar buen resultado a Manolo, de hecho el Sporting se adelantó en una jugada a balón parado que ponía el partido de cara. Un córner lanzado por Carmelo lo remató Gregory y Bilic cazó el despeje del protero rival para adelantar a los nuestros y, de paso, presentar su candidatura a la titularidad (minuto 6). Apenas dos minutos después, una buena contra del Sporting permitía llegar en ventaja a varios atacantes frente a la portería rival pero Carmelo pecó de individualismo y no asisitió a los 2 compañeros que estaban para empujarla a puerta vacía y disparó muy flojo para perdonar la puntilla a los visitantes
.
Bilic adelanta al Sporting
Como el que perdona paga, a la siguiente llevó el Murcia el empate al luminoso, fue Niko Martínez el que recibió en la frontal del área libre de marca y aprovechó la mala colocación de Cases y Ricardo para internarse en el área, rompiendo por el camino las cinturas de Gregory e Iván, batiendo en su salida a Juan Pablo. A partir de ahí el color del partido fue cada vez más pimentonero, con Nafti y Matilla dando un clinic de control de juego y el centro del campo local brillando por su ausencia.

Un vendaval de ocasiones visitantes siguió al tanto del empate. En evidencia quedaba un sistema defensivo incapaz, ya no de parar, sino siquiera de dificultar las acometidas del Murcia, cuyos puntas se plantaban en franquía ante Juan Pablo con facilidad. El guardameta mantuvo al Sporting en el partido y permitió dar un zarpazo a la contra, magistral pase entre líneas de De las Cuevas a Bilic que termina con el croata derribado por el último defensor y la consiguiente expulsión del lateral zurdo del Murcia, daban ánimos a grada y equipo, viendo que se disfrutaría de una hora en superioridad numérica. La expulsión permitió al Sporting igualar la posesión de balón y frenar la sequía defensiva hasta el descanso. Eso sí, sin generar grandes ocasiones para desnivelar el marcador a su favor.

Jorge volvió a casa

Segunda parte

Intentó Manolo revolucionar el partido. El entrenador fue valiente sustituyendo a Gregory por Guerrero, dando por malo el empate ante un equipo en inferioridad numérica. Buena intención, mala decisión. La idea era pasar a Trejo al doble pivote y poner a Guerrero en punta con Bilic, hasta ahi bien. La cagada viene en poner a Ricardo de central, en vez de dejar a Gregory en su sitio. Invento de entrenador que costó muy caro al Sporting.

Apenas 3 minutos de reanudación y Ricardo ya era el protagonista negativo del partido. Primero se vuelve loco al cortar un avance por banda que no levaba demasiado peligro y luego regala un despeje rasito a la frontal del área que, mal peleado por Trejo, acaba en el 1-2 al rematar Matilla un balón muerte al borde del área. 3 minutos, un mal entendimiento de toda la (inédita) defensa del Sporting culmina con el 1-3 en una jugada muy parecida a la del 1-2. Lo fácil, echarle la culpa a los jugadores, pero en este caso, analizando un poco lo sucedido está muy claro que la culpa es del entrenador por experimentar con nitroglicerina.

De las Cuevas mejoró cuando dejó la banda izquierda

El equipo se quedó groggy con el tercer gol y la consiguiente pitada. La parroquia local censuraba la pasividad del equipo en defensa. Y es que los errores de Manolo no deben con una tapar actitud muy similar a la de Soria, como de pensar que con la camiseta se ganaría con la gorra.

Reaccionó Manolo dando entrada a Juan Muñiz y Carmona por Trejo y Pedro Orfila. Los cambios dieron otra cara al Sporting, que mejoró mucho con dos hombres de refresco muy motivados que, junto a Guerrero y Bilic, contagiaron a sus compañeros del espíritu de lucha que parece ya olvidado por grna parte de esta plantilla. También se noto la renuncia al ataque de los visitantes, ya cansados, y la ausencia de Trejo. Manolo puede anotar en su libreta que el argentino no puede jugar en la sala de máquinas, donde su estilo de juego ralentiza demasiado la circulación de balón y su falta de físico le deja en franca desventaja con los "5" de segunda, muy superiores al choque al atacante sportinguista.

El canterano Guerrero, volvió a dar buenas sensaciones

Todo ello llevó a un dominio casi absoluto del juego del Sporting en los últimos 15 minutos de partido, con muchas ocasiones desperdiciadas. Las más claras en las botas de De las Cuevas y la cabeza de Bilic respectivamente, y un buen tanto de Juan Muñiz remachando una de las muchas combinaciones entre Carmelo y Carmona que dio emoción a la recta final.


Con buenas sensaciones y muchas conclusiones valiosas para lo que queda de temporada se llegó al final del primer partido en casa de la temporada. Esperemos que Manolo haya tomado buena nota.


Conclusión


Quedó patente que el equipo está muy verde todavía en el plano táctico. Además, se antoja imprescindible la presencia de un recuperador en el centro del campo que le facilite la vida a Nacho Cases y permita al equipo tener más posesión de balón. Esto se solucionará con la vuelta de Lora y/o Mandy.

En el aire queda, fundamentalmente, una pregunta: ¿por qué el patrón de juego no se parece en nada a lo propuesto por Manolo a su llegada al banquillo? El equipo ni presiona, ni busca tratar bien la pelota, se abusa del pelotazo y se deja al equipo rival una salida muy cómoda de balón,. Esto deriva, por un lado, en el desaprovechamiento de la evidente superioridad técnica del Sporting en Segunda, y por otro, en una recuperación de balón muy lejana del área rival que facilita el repliegue de unos rivales que habitualmente vendrán a encerrarse frente al Sporting. Me gustaria saber si Manolo ha cambiado de idea, los jgadores no le hacen caso o qué...


LO MEJOR

*Carmona.  Por fín tenemos un extremo, y de los buenos. Regatea, pasa, pelea. Tiene hechuras de muy buen jugador y puede dar muchas alegrías al Sporting. Reconozco que no me convencía mucho este fichaje pero tiene muy buena pinta.

*Juan Muñiz. Por fín lo hemos visto en la banda izquierda, como muchos pedíamos. Centra como los ángeles, tiene descaro y se le ve con hambre. Tiene todo para triunfar, si pelea siempre como ayer.

LO PEOR

*Manolo. Dos partidos, dos derrotas, dos decepciones. El equipo está muy verde y da la sensación de muy poco trabajado en defensa, si a ello le sumas que los jugadores salieron muy poco motivados (por decir algo), que se cargó al más débil para el segundo partido (Alex) y que parece que alinea por el nombre... son ya muchos puntos en el debe del entrenador. Tiene que empezar a pensar más en fútbol y menos en "política".

*Cases y Ricardo. Perdidos todo el partido, fallones en el pase, sin agresividad en defensa. Por ahí se empezó a perder el partido.

*Actitud. No se puede ganar defendiendo a un metro del rival, permitiendo que toquen a placer. El equipo debe ponerse las pilas ya.

Sporting: Juan Pablo, Orfila (Carmona, 69), Gregory (Guerero m 45), Iván Hernández, Canella, Ricardo, Nacho Cases, Carmelo, Trejo (Juan Muñiz m 64), De las Cuevas y Bilic.

Murcia: Javi Jiménez, Molinero, Jorge, Dos Santos, Óscar Sánchez, Nafti, Emilio Sánchez, Matilla, Niko Martínez (Mario Marín m 42), Kike García (Eddy m 62) y Cristian García (Chando, m 81)

Goles:
1-0: m.6. Bilic.
1-1: m.11. Niko.
1-2: m.48. Matilla.
1-2. m.51. Kike García.
2-3: m.82. Juan Muñiz.

EL ACTA

Árbitro: Ocón Arrainz BIEN

ROJA: Óscar Sánchez (Murcia) min. 32.
AMARILLA: Ricardo (Sporting), Molinero (Murcia), Javi Jimenez (Murcia), Bilic (Sporting), Iván Hernández (Sporting).

domingo, agosto 19, 2012

Numancia 2 - Sporting 0; la primera en la frente.

Difícil definir el esperpento que firmó el equipo de Manolo hace unos minutos en Los Pajaritos. El once de Manolo resucitó viejos fantasmas con un juego pobre y una actitud digna de los peores encuentros de la pasada temporada. Viejos vicios para conseguir una merecida derrota que hunde al equipo en la cola de la Segunda División.

El once

Juan Pablo en portería; una línea de cuatro con Canella (izquierda) y Orfila (derecha) en los laterales acompañanado a Gregory y Sergio (centrales); por delante Cases y Barrera en el doble pivote, en la línea de enganches Carmelo (derecha), De las Cuevas (izquierda) y Trejo (centro); en punta Sangoy.

Primera parte

Salió el Numancia cediendo la pelota al Sporting, los rojiblancos aceptaron el regalo pero no lo aprovecharon. Una circulación lenta de balón que obliga a lanzar balones largos ante la tímida presión local que, imprecisos, eran dominados con facilidad por la zaga local. No ayudaba la falta de movimientos sin balón de los atacantes rojiblancos.

Poco a poco el Numancia empezó a llegar, aprovechando la fragilidad defensiva de las bandas del Sporting, donde Canella y Orfila era siempre superados por sus pares, Del Pino y Cedric. A los 20 minutos ya había llegado el primer aviso serio del Numancia, en una internada de Cedric que no empujó Del Pino a la red de milagro. Con esta llegada los sorianos ganaron confianza definitivamente, adelantaron líneas y obligaron al Sporting al patadón y tentesieso buscando el filón de las bandas para hacer daño mientras su guardameta contemplaba el partido sin trabajo.

Así, tanto va el cántaro a la fuente que... Nieto empuja a la red un pase a placer de Cedric tras una bonita combinación de éste con Natalio. Enn evidencia quedaba la actitud defensiva de un SPorting que daba mucho espacio a sus rivales para controlar el balón y combinar, en todas las zonas del campo. El gol fue un auténtico mazazo para el conjunto rojiblanco, que bajó los brazos hasta el descanso y se mantuvo en el partido gracias a un inspirado Juan Pablo que, ayudado por el poste, consiguió frenar a los atacantes rivales.

Segunda parte

El Sporting salió algo más entonado tras el descanso. Nacho Cases, Trejo y De las Cuevas intentaron echarse al equipo a las espaldas y buscaron las cosquillas al Numancia, esporádicamente se les sumaba Canella, todos ellos tan voluntariosos como negados en el último pase. No les ayudaron los malos desmarques de Sangoy, que estorbaba mal colocado y fallón en los controles, ni el pasota Carmelo (que parece perdido para la causa del fútbol para siempre). Los arreones los aguantó el equipo de casa sin muchos apuros, defendiendo con orden. El único susto llegó en una falta botada por Sangoy que remató a gol Gregory, bien anulado por el colegiado por fuera de juego. Tan sólo un par de minutos después llegó el segundo en una contra del equipo Soriano muy mal defendida por el Sporting.

Un par de minutos después del gol se acabó el partido con una contra del Numancia que dio el segundo gol a los castellanos. Cagada clamorosa de Gregory en la salida de balón que permite a Natalio plantarse sólo ante Juan Pablo, el buen despeje del cancerbero sportinguista lo hace malo su lenta defensa que permite a Cedric hacerse con el balón suelto para empujar a la red. A partir de ahí un despropósito de partido que bien pudo terminar en goleada. El Sporting mejoró algo arriba con la tardía entrada de Bilic, Guerrero y Carmona (¿o fue por la salida de Carmlo y Sangoy?) pero siguió muy flojo en defensa, dando lugar a muchas ocasiones rivales y alguna propia. La única luz en las tinieblas fue la actuación de Guerrero, el delantero del B dejó buenas sensaciones con su movilidad arriba y facilidad para el disparo. Hasta pudo poner el 2-1 con un tiro que se le fue fuera por muy poco. Lástima que Manolo solo le diera 25 minutos...

LO MEJOR

*Guerrero. El canterano apunta buenas maneras y desparpajo, una alternativa a la delantera si finalmente no llega ningún refuerzo.

*El resultado. Un milagro haber salido de Soria sin un buen saco de goles.

*Juan Pablo. Salvó los muebles con varias intervenciones de mucho mérito. Poco o nada pudo hacer en los goles.

LO PEOR

*Actitud. Si el año pasado fue evidente que los jugadores pecaron de exceso de confianza en muchos partidos, parece que el descenso no les ha servido de cura humildad. Esperemos que no se repita esta falta de garra del equipo porque ya llueve sobre mojado.

*Sangoy. No presiona, no se desmarca, vive en fuera de juego, proteta al árbitro, ...  Enésima actuación decepcionante del argentino.

*La defensa. Muy lenta y poco contundente. Exceptuando a Sergio, que sacó la pelota bien y mantuvo la posición con cierto orden, los zagueros del Sporting fueron superados con facilidad en el uno contra uno y se descolocaron con facilidad ante los movimientos sin balón del rival. Queda mucho por trabajar para tener solidez atrás.

EL ACTA

Numancia: Herrerín; Malón, Regalón, Juanma, Satrústegui; Nagore, Sunny; Nieto (Bedoya, min. 61), Del Pino, Cedric (Airam, min. 80); Natalio (Bonilla, min. 90).

Sporting de Gijón: Juan Pablo; Orfila, Gregory, Sergio Fernández, Canella; Barrera (Bilic, min. 65), Nacho Cases; Carmelo (Carmona, min. 76), Trejo, De las Cuevas; Sangoy (Guerrero, min. 65).

 Min. 34 (1-0). Nieto empuja a la red un pase de Cedric.
 Min. 58 (2-0). Cedric recoge un rechace de Juan Pablo y marca a puerta vacía.

 Árbitro: Prieto Iglesias BIEN.

Amarilla: Sunny, Juanma y Bonilla (Numancia); Sangoy, Nacho Cases, Gregory y Sergio Fernández (Sporting).

jueves, junio 07, 2012

Gracias, Manolo

Parece que fue ayer, pero ya hacen 6 años que Manuel Preciado llegó al Sporting. Seis años en los que se ganó un hueco en el corazón del sportinguismo con nobleza, saber estar y alegría.

No era nada fácil sembrar ilusión en una afición desencantada que afrontaba su novena temporada consecutiva en Segunda tras esquivar el descenso por los pelos, con un club al borde de la ruina. Sin embargo, Manolo llegó dispuesto a devolver la alegría a la gente, que para eso es el fútbol, sin renunciar al ascenso y contagiando su vitalismo en cada rueda de prensa, en cada entrenamiento, a cada minuto. Sus armas, un saco de ilusión, un camión de paciencia y un par de huevos. Lo consiguió con un fútbol directo y atrevido, en el que las carencias futbolísticas del equipo quedaron siempre tapadas por la garra de los jugadores y el empuje de la afición, siempre a muerte con el técnico cántabro por méritos propios.

Los resultadistas dirán que un ascenso y 3 permanencias son el legado de Preciado al Sporting, pero se quedarán muy cortos. El gran Manolo Preciado, más allá de las hazañas deportivas, dejó muchas alegrías a la afición, defendió a la institución contra viento y marea y se dejó el alma para hacer más fuertes que nunca los deterioradísimos lazos entre club y afición. Además, siempre tenía tiempo para atender a la gente que le buscaba, con una normalidad casi perdida en este fútbol lleno de divos.

Nos recordaste lo que era soñar, nos llevaste a volver a disfrutar y ahora que vienen mal dadas, casi parece que te vayas para recordarnos lo que es sufrir. Maldita sea, Manolo. Esta última lección te la podías haber ahorrado. El sportinguismo está hoy de luto. Mañana, tal como nos enseñaste, saldrá el sol y tendremos que seguir adelante. Pero sin olvidarte, seguro que desde el cielo nos acompañas.




domingo, mayo 06, 2012

Sporting 2 - Betis 1; no nos rendimos

El Sporting salió ayer a tirar de testiculina ante la falta de argumentos futbolísticos del equipo. Ni jugadores, ni afición están dispuestos a tirar la toalla, el que quiera quitarnos la categoría la va a tener que pelear hasta el final frente a un Sporting que volvió a demostrar que le tira la épica, ganando con muchos apuros al Betis y apela al "espíritu de Castellón" para buscar un nuevo milagro en la última jornada de liga.

El once de Javi

Salió Clemente con su habitual 4-2-3-1 y muchos cambios respecto al once del MArtes frente al Villarreal. Lo más destacado, la inclusión de Mendy en el equipo por un De las Cueas que lleva varias semanas desaparecido y la permanencia en el equipo de Damián pese a su pésimo rendimiento en los últimos partidos (destacando en lo engativo en la derrota del Amrtes en la que pifió en los dos primeros goles amarillos). Moisés por el sancionado Botía en el centro de la defensa y el retorno de Ayoze al lateral zurdo completaban las novedades en un once formado por: Juan Pablo; Damián, Gregory, Moisés, Ayoze; Lora, Gálvez; Trejo; Mendy, Trejo, Colunga; Sangoy.

Primera parte

Salió el Betis dormido y el Sporting animado, los rojiblancos con presión adelantada recuperaban el balón con relativa facilidad ante la sorpresa de los visitantes, que parecían esperar un equipo muerto en lo anímico. Las ocasiones llegaban por el las combinaciones de Lora y Trejo en el centro del campo pero la falta de claridad de ideas en el último cuarto de cancha le pesaba al Sporting una y otra vez, Mendy y Colunga muy encorsetados en la banda dejaban a Sangoy demasiado marcado por lo que las jugadas morían una y otra vez al borde del área cuando Trejo se quedaba sin apoyos a los que dar el último pase. Al menos en defensa no se pasaba apuros y la pareja Gálvez-Lora imponía su ley en la medular.

Empezaba a aflojar el Sporting cuando llegó el primer tanto del partido, tras unos buena circulación  de pelota del equipo recibe Trejo al brode del área y Amaya se lanza a cortar el disparo del argentino con los brazos abiertos para interceptar con la mano. Penalty que pidió Sangoy inmediatamente dando sensación de tranquilidad y confianza, el delantero no perdona y engaña a Casto para hacer el 1-0.

Curiosamente, con el gol a favor apareció el peor Sporting. El equipo volvió a sufrir el miedo a ganar e, inexplicablemente, retrocedió hasta el borde de su área apra esperar al Betis. Los verdiblancos fueron poco a poco haciéndose con el mando del partido y obligaron a Juan Pablo a lucirse en un par de ocasiones en botas de un motivadísimo Rubén Castro, aprovechando sobre todo el coladero que era la banda derecha del (otra vez) incompetente Damián y un Mendy que tácticamente está más que verde. Precisamente por la banda derecha del Sporting llegó el gol del empate, una pérdida estúpida en ataque del Sporting generó una contra que nadie supo parar con falta ante la desesperación de la grada y terminó con un despeje blanditoa la frontal del área y un rebote enviado por Jorge Molina a al red. Como a perro flaco todo son pulgas el gol llegó en el descuento, sin tiempo siquiera para sacar de centro.

Segunda parte


Salió el Sporting del vestuario agarrotado poe el empate. No así al grada que, espoleada por la derrota del Rayo en Sevilla y el (en ese moemtno) empate del Zaragoza en casa, tiró del equipo con cánticos de apoyo que poco a poco fueron calando en los jugadores. En ataque Trejo era la vela que daba un poco de luz a un nervioso Sporting, el argentino amagó un par de veces con detalles de calidad, sacando al equipo de la cueva y dando un respiro a sus compañeros. Además, en una de sus apariciones combinó una aprede d e lujo con Sangoy en el área para que su compatriota pudiera fusilar sin piedad a Casto y dar ventaja al Sporting.

Fue prácticamente la única llegada clara del Sporting en la segunda mitad, pero suficiente para dar los 3 puntos a nuestro equipo. Con el tanto volvió el miedo a ganr y el equipo se tiró atrás descaramente. En ese momento emergió la figura de Moisés, que se erigió líder de la defensa y se marcó una segunda parte magnífica, muy seguro al corte y dominando el juego aéreo. Clemente entendió que el equipo era incapaz de dar dos pases seguidos y reforzó inteligentemente (por una vez) el equipo para defender el resultado.

Primero colocó a Nacho Cases por Cioluna para mantener la posesión del balón y ponerle otro socio a Terejo, luego luego metió a Bilic por el lesionado Mendy para obstaculizar la salida de balón de los visitantes y finalmente metió a Rivera por Snagoy para que hiciera coberturas a Damián por los apuros que pasaba el urguayo en su banda. Con orden defensivo y mucho toque, el Sporting iba dejando pasar el tiempo sin que Juan Pablo pasara grandes apuros. Al final los 3 puntos se quedan en casa y los rojiblancos se jugarán la permanencia en La Rosaleda con todo en contra, pero mientras hay vida hay esperanza así que... no nos rendimos.

 LO MEJOR

*Sangoy. A estas alturas de la temproada los goles son oro puro. En un partido gris, Gastón amrcó la diferencia 2 veces. El mejor.

*Moisés. Este chaval tiene muy buena pinta. Rendimiento brillantre en momentos muy difíciles y siempre muy tranquilo. Podemos tener un central de futuro en él.

*Trejo. ¿Qué más puede hacer? No se esconde nunca, corre, pelea, defiende, aguanta la pelota, marca, asiste, ... ¡¡¡Qué bueno que viniste!!!!

LO PEOR

*Damián. Mira que en ataque aporta bastante pero defensivamente es una calamidad. Y en en un equipo como el Sporting lo primero que tiene que hacer un defensa es defender. Tacticamente mal, en el uno contra uno mal,... Auténctica pifia de De Dios este fichaje.

*Mendy. En ataque siempre elige mal. Pase, tire o corra, siempre hace lo que no toca; si a eso le sumas que en defensa no ayuda... La Primera le viene muy grande todavía (y pinta tiene de que la Segunda también)

*Colunga. Lo intentó siempre en ataque pero no le salió nada, pero siempre se sacrifica en defensa. Esperemos que en Málaga tenga mejor día.

Sporting: Juan Pablo; Damián, Gregory, Moisés, Ayoze; Lora, Gálvez, Trejo; Mendy (Bilic, min.66), Sangoy (Rivera, min.72) y Colunga (Nacho Cases, min.57).

Betis: Casto; Chica, Paulao, Amaya, Nacho; Matilla (Jonathan Pereira, min.61), Salva Sevilla, Nono (Sergio Rodríguez, min.72), Pozuelo, Rubén Castro y Jorge Molina (Jefferson Montero, min.61).

 1-0. Sangoy de penalty (min.13)
1-1 Jorge Molina cazando un ablón muerto en el área chica (min 45+)
2-1 Sangoy combina con Trejo y fusila a Casto de tiro potente (min.54)

miércoles, mayo 02, 2012

Mensaje al sportinguismo

Hecha la crónica un único grito.

¡HOY QUEDA UN DÍA MENOS PARA EL ASCENSO!

martes, mayo 01, 2012

Sporting 2 - Villarreal 3. ¡Otra vez al infierno!

Nadie podrá acusarnos de no ser optimistas en este espacio pero, por mucho que aún (porque no dudará mucho) la matemática sea cabezona, no es menos cierto que todo lo que tiene que pasar para que el Sporting no bajase roza lo esperpéntico y, por tanto, esta entrada será corta y dolorosa. Corta porque realmente tenéis muchos lugares donde leer crónicas de este partido y dolorosa por lo que significa.

No es el momento de hacer valoraciones generales. Ya hablaremos de la mala gestión deportiva realizada este pasado verano y de la destitución de Preciado, losas a la espalda del Sporting que traen los frutos que ahora recogemos. Cualquiera que lea este blog sabe que no somos ventajistas (aquí lo hemo sido diciendo siempre) y sabe más aún que nada nos hubiera gustado más que equivocarnos.

Tampoco es el momento de pensar en lo que será la plantilla del próximo año, en que harán con nosotros esos a los que parece que les importa poco (o si les importa no logran que su incompetencia no les quite la razón) los designios de esta nave rojiblanca.

Ni incidiremos demasiado en un arbitraje sibilino, partidista y tremendamente favorable a los visitantes, porque no es menos cierto que se ha cargado este partido pero que no se ha cargado este trencilla todo el año que hemos vivido.

Hoy es, si acaso, el día de estar orgullosos de algunos de los jugadores (muchos de ellos) que sin duda han demostrado sentir los colores y han sabido luchar hasta el final, mientras habia esperanza, luego sus limitaciones han impedido muchas veces que lograsen sus objetivos. Pero este año el 90% de la plantilla ha dado mucho más de lo que tenía y eso hay que agradecerlo, como hay que agradecer una afición que ha sabido estar en las dificultades, que hoy ha dado otro ejemplo de ello, y que seguirá (seguiremos) estando ahí, o donde sea, empujando al Sporting hacia este lugar que hoy ha perdido.

Por el Sporting han jugado Juan Pablo en portería, con defensa para Alex Menéndez, Gregory, Botía y Damián Suárez, con Lora y Gálvez en el centro del campo, con una línea de tres por delante formada por Colunga, Óscar Trejo y De las Cuevas y Sangoy de delantero centro. También jugaron Mendy, Bilic y André Castro.

Partido

Dije que no me iba a enrollar y no estoy cumpliendo así que recortaré en la crónica. El Villarreal es mejor plantilla, casi cualquier jugador (titular o suplente) de los suyos sería estrella en este Sporting, así que era complicado, y el empuje del Molinón, la fe recuperada de nuestros jugadore sy las dudas de ellos, y poco más... eran los recursos para ganarles.

Salimos bastante dormidos, con el Villarreal ganando gracias a Borja Valero la guerra en el centro del campo, primero porque él es muy bueno y gana la partida a casi cualquier rival, no solo a nosotros, y segundo porque los jugadores de talento (a Valero no le vas a superar con otros argumentos, ya que el juego duro no es un recurso que el Sporting haya sabido usar nunca) como Rivera o Cases, estaban en el banco o directamente en la grada.

Tras remar mucho, el Villarreal tuvo una primera ocasión clarísima que desbarata Juan Pablo pero, en segunda jugada, vuelve el balón al área para que Bruno gane la posición a la defensa y haga el uno a cero.

Quedaban muchos minutos, el Sporting no acababa de carburar aunque intenso en el partido sí que estaba, cuando Lora emergió otra vez como la figura que es para marcar desde lejos con un gran disparo, disciplina en la que se ha destapado como un gran jugador en los últimos partidos.

El empate dejaba las espadas en todo lo alto cuando, en una jugada estúpida al filo del descanso, Damián regala un balón, un rival se mete en el área, para que Gregory le haga penalty que Senna transforme por el medio de la portería.

El segundo tiempo fue un querer y no poder primero, con remate al palo y todo del Villarreal, hasta que el infierno se acercó a Gijón con el gol de Hernán Pérez desde lejos al principio de la segunda parte. Mucho atacar, colgar balones a la desesperada mientras los rivales perdían tiempo con la complicidad del árbitro a cada jugada (al menos con Clemente este recurso sí se utiliza, eso se lo reconozco) y un poco de esperanza cuando Gálvez pilla un balón y recorta diferencias.

El empate hubiera sido un mal menos, muy menor (sobre todo de cara a nuestros rivales y los cálculos optimistas) pero no se dió.

Lo mejor

Las lágrimas de algunos jugadores como Lora, el mejor de largo de los nuestros y el capitán de este equipo lleve (como hoy) o no lleve el brazalete, o Bilic, al que ni siquiera han dejado aportar todo lo que lleva dentro, por más que se reivindicara con goles importantes. Hoy es el ejemplo al entrar ya con el 1 a 3 en contra. Espero que ambos se queden y vivan un rápido ascenso que, sin ellos, será mucho más complicado, pues son el alma de esta plantilla y un equipo sin alma está roto.

La afición que ha sabido estar en las malas, sabedora de que los jugadores han hecho lo que han podido más allá de estar mejor o peor en términos de caldiad o acierto. Esta afición es gran valor de este club para construir sobre ella y esperemos que no se venga abajo y que esté ahí, sumando, desde el primer partido del año próximo (algo que depende en buena medida de lo que la vapuleen desde los despachos con sus decisiones).

Lo peor

El descenso, que ya no tiene solución.

Encajar siempre dos o tres goles en casa. En los últimos partidos en El Molinón el Sporting siempre ha metido al menos dos goles, a veces más, y no ha ganado muchos de esos partidos. No hay más que decir.

Hoy me jode citar a algún jugador pero no me voy a esconder: Damián, que con su incomprensible fallo dio la palada más grande para enterrarnos. Seguro que a nadie le gusta fallar pero en el fondo, y al contrario que a otros, no le va tanto la vida en esto ya que este verano, o el próximo, estará en otro equipo y para él esto será un recuerdo en la distancia en el que no reparará mucho. Se puede pensar que es lo mismo en cualquiera que se vaya pero os garantizo que no, esto para muchos será un amargo trago que costará digerir y que nunca se borrará de todo, no en el caso de Damián y alguno más.

En fin, aquí lo dejo. Sin ganas, fastidiado, triste, pero deseando acabar este trámite de la forma digna que se merece la afición y deseando que comience la guerra del año próximo.

Hoy más que nunca... ¡SPORTING!



sábado, abril 28, 2012

Español 0 - Sporting 3. Soñar, soñar, soñar.

No nos cansaremos de decirlo. El Sporting, aunque tiene una taréa complicadísima por delante, puede optar a mantenerse en primera y, desde luego, hay que creer y pelear a muerte por esa posibilidad. El Español no parecía el rival más adecuado para ello pero, como advertíamos, no es lo mismo pelear por "quizás puedo ir a la Liga Europea" que pelear por tu permanencia, del mismo modo que por muy competitivo que seas no corres igual si pierdes el autobús que si te persiguen para matarte. Ejemplo un poco extremo pero representa las dos visiones que Español y Sporting tenían ante sí... y a estas alturas de la temporada el equipo que más lo necesita es el que acaba logrando imponerse.

Por el Sporting jugaron Juan Pablo en portería, con una defensa formada por Ayoze, Gregory, Botía y Damián Suárez; por delante Lora y Gálvez (aunque luego cambió su posición), una línea de tres con Colunga, Óscar Trejo y De las Cuevas, con Sangoy de delantero centro. También jugaron Mendy, Rivera y Bilic.

Primer Tiempo

El Sporting salió durmiendo bien el partido, preocupado en que el Español no estuviera cómodo, no crease ocasiones y no pudiera correr con espacios, al mismo tiempo que esperaba tener alguna ocasión y aprovecharla. Así, después de una salida horrible de Juan Pablo a la que no estuvo atento Sergio García, los primeros acercamientos peligrosos fueron del Sporting, con tiros lejanos de Ayoze tras un buen recorte y de De las Cuevas desde la frontal, que se van fuera algo flojos y desviados, y sobre todo tras una jugada en línea de fondo tras la que no logra hacer un buen pase a sus compañeros.

Tras varios corners seguidos del Español en el minuto 16, llega la primera jugada con peligro del Español en un balón que coge Sergio García y que logra irse hasta de cuatro jugadores y, ya dentro del área (¡y menos mal que no se dejó caer!) acaba perdiendo el balón ante Botía cuando ya sólo le quedaba Juan Pablo por delante.

El partido transcurría por los cauces adecuados para el Sporting, al menos fuera de casa sin el público impacientándose, y un balón largo es tocado por Héctor Moreno cuando Sangoy ya preparaba el remate de cabeza completamente solo. Justo después, tras un fuera de juego por milímetros del propio Sangoy, un balón dividido llega a Lora que, jugándose el físico, remata de treinta metros obligando a Cristian Álvarez a hacer una buena intervención lanzando el balón a córner.

Justo después, en el minuto 30, Coutinho abre al desmarque de Verdú que tira obligando a Juan Pablo a meter una buena mano en primera mano y pelear el rechace en segunda instancia, mostrándose muy seguro el portero del Sporting.

El Sporting seguía molestando con su ataque y así en el 31 un pase de Trejo va a Colunga que está en fuera de juego y se desentiende, de modo que el propio Trejo va a por la pelota y es parado en un falta que, muy bien sacada, es tocada por un defensa del Español cuando ya Gálvez llegaba sólo. En el 34 es Colunga el que recibe un balón al espacio, entra en el área y su envío va con mucho peligro pero no encuentra a Sangoy en el área.

El Sporting seguí muy bien atrás, recuperando muy bien gracias a Lora y a Trejo, inconmensurables los dos, y Colunga en el 38 tira flojito y fácil para el portero rival, y en el 41 le pitan a Sangoy un fuera de juego que no era.

Con todo, cerca del descanso llegaron dos jugadas muy peligrosas, una para cada equipo. primero Botía despeja fatal en banda creando mucho más peligro del que habia y el balón cae con peligro cerca del área y obliga a Damián a hacer falta muy peligrosa que, finalmente, envía Kalu Uche alta por muy poco rematando bastante sólo. Justo en el 46 hay un corner para el Sporting y es Gálvez el que remata muy bien, bastante mal defendido, y cruza un poquito desviado.

Segunda Parte

El Español parecía salir a por el partido, introduciendo además otro delantero con Álvaro Vázquez, que nada más entrar tiró un desmarque al que no llegó por poco, pero es el Sporting el que encuentra el gol cuando Óscar Trejo encuentra un balón en un momento en el cae a banda derecha, logra hacer un pase perfecto a Sangoy que dentro del área toca para que Colunga la baje y defina perfectamente.

El gol cambia la dinámica del partido y el Español se lanza a empatar, primero con un tiro lejano no demasiado desviado de Sergio García en el 49 y luego con más dominio territorial que real. Clemente en ese momento incrustó definitívamente a Gálvez como tercer central dejando a Lora solo en el centro del campo, algo que nos podíamos permitir por el enorme trabajo del madrileño, por la ayuda inestimable que le daba Trejo a lo largo de todo el partido, y porque el Español no introdujo a Romaric ni a nadie para tener superioridad ahí.

En el minuto 54 Lora se incorpora perfecto en banda, peleando un balón al hueco que le da De las Cuevas, y pasa atrás perfectamente a Sangoy que tira de primeras y obliga a Cristian Álvarez a hacer un paradón enviando el balón a córner.

En el minuto 59 Uche se va y tira desde la frontal fuerte sin que Juan Pablo logre atrapar una pelota que queda muerta a pies de Coutinho, afortunadamente en fuera de juego, aunque Juan Pablo se habia levantado y habia parado el remate del brasileño. En el 59 un balón al hueco se encuentra con una salida indecisa de Juan Pablo ante Álvaro Vázquez, que se aprovecha de ello y llega al balón, aunque nuestro portero al menos tapó bien la portería.

El minuto 70 llega el gol de la sentencia. Un pase atrás de un jugador del Español llega a Colunga que monta una contra, mete un balón por entre las piernas de la defensa españolista y Trejo, que incansable acompaño la contra define con frialdad haciendo el cero a dos.

El gol acabó de hundir al Español, que ya dando por perdido el partido y la competición europea, se limitó a colgar balones y tirar desde lejos sin inquietar mucho al Sporting que poco después, en un pase largo y perfecto de Rivera a un Bilic (que acababan de entrar ambos hacía pocos minutos), hizo el cero a tres definitivo.

Los minutos pasaban, Pandiani remató fuera desviado por poco, y el Sporting se llevaba los tres puntos en un partido en el que tan sólo hay que lamentar la lesión muscular de De las Cuevas que, aunque no estaba demasiado bien últimamente, siempre aporta cosas sobre el cesped.

Lo mejor

Por supuesto el resultado, que permite seguir soñando con la permanencia en primera.

El planteamiento de Clemente. Ha encontrado un grupo de jugadores a los que les faltan unas cosas, pero a los que él logra encajar en un fútbol efectivo que está devolviendo la moral a la plantilla. Clemente prefiere un jugador poco virtuoso pero que sepa centrar llegado un momento, a uno que regateé a cinco y luego centre directamente fuera. No creo que Clemente sea el entrenador para el Sporting pero no hay duda de que ha dado con una fórmula que, en estos momentos de la temporada y dadas nuestras necesidades ahora, está funcionando. ¡Ojalá siga así!

Lora, que está tremendo en todo. Defiende bien, ataca bien, hace mejores a sus compañeros y, en los últimos partidos, hasta dispara bien de lejos. El retorno del jugador a su excelente nivel habitual es el secreto del renacer del Sporting. Clemente tardó en dars ecuenta de que a Lora es al que no hay que mover por otros, sino al revés, pero finalmente esa es una clave.

Trejo es la otra clave. No sólo es el que mejor visión tiene en ataque y el único capaz de poner pausa cuando es encesario, sino que es increíble que pueda hacerlo con este trabajo defensivo que está haciendo últimamente. Hay que quitarse el sombrero ante él que, además, sigue sumando goles.

Bilic tiene algo importante a lo que nunca debimos renunciar. Bilic tiene alma y, si no se le pone a hacer aquello para lo que no está dotado, tiene mucho gol. Un gol que, además, es sportinguista por partida doble, porque juega con nosotros y porque pocos sienten estos colores como él. ¡Qué bueno que vino el año del ascenso y qué bueno que se quedó en Gijón! ¡Ojalá siga marcando hacia la permanencia y, pase lo que pase, ojalá siga aquí!. Un equipo necesita siempre un par de jugadores con alma. implicados, que guíen al vestuario... ahora mismo Mate es ese jugador.

La recuperación de Gregory ha sido fundamental, del mismo modo que el trabajo que está haciendo Gálvez unos partidos (Moisés otros), ha sido esencial para dar más seguridad al equipo.

Lo peor

Algunas indecisiones importantes de Juan Pablo que, afortunadamente, esta vez no costaron goles. Al mismo tiempo siempre saca alguna parada importante, pero debe de intentar no transmitir tanta inseguridad a su defensa en balones lejanos (que rechaza y no atrapa) y en salidas (donde ya muchas veces ni toca balón).

De las Cuevas está muy lejos de su nivel. Es importante en el esquema del equipo, pero aún así puede dar mucho más.

Saber si el Sporting podrá afrontar estos dos partidos que vienen tan pronto con garantías. Jugadores buenos están descansados, algo que muchos equipos no pueden decir, esperemos que se adapten al esquema de juego de Clemente y nos den una alegría imprescindible el martes.


Sportinguistas. El martes es (casi) a vida o muerte. Apoyar al equipo de principio a fin, apretar al rival de principio a fin, dejad los pitos y reproches que puedan surgir al final de la temporada. Ante el Villarreal la grada ha de ser la de las grandes ocasiones. Las grandes ocasiones no son siempre cuando te juegas cosas buenas, sino cuando te juegas cosas importantes, y nosotros el martes nos jugamos que el sueño no se vuelva pesadilla. ¡Vamos Sporting!




sábado, abril 21, 2012

Sporting 2 - Rayo Vallecano 1. Seguir soñando

El Sporting de Gijón necesitaba ganar para seguir teniendo esperanzas de seguir en primera, que aumentarían mañana según los resultados de los partidos con rivales directos, y pese a la dificultad que presentó el Rayo Vallecano, logró una victoria para que el sueño no se tornase pesadilla.

Por los nuestros jugaron Juan Pablo en portería, con defensa para Ayoze, Gregory, Moisés, Botía y Damián Suárez, centro del campo para Colunga, Lora, Óscar Trejo y De las Cuevas y delantero Sangoy. También jugaron Mendy, Bilic y Rivera.

Primer Tiempo
El Sporting salió ejerciendo una muy buena presión y dominando el partido con claridad, dejando que el Rayo se encomendara a su fortaleza a balón parado combinada con nuestra evidentísima debilidad atrás en el juego aéreo.

Apenas se habian jugado unos minutos y una mano clara en el área levantina fue ignorada por el árbitro para que, cinco minutos después, Sangoy se encontrara en un mano a mano con Joel que le tira el balón al cuerpo. El Rayo estaba muy incómodo y el Sporting, aunque desviados, lo intentaba con lanzamientos lejanos del propio Sangoy, de De las Cuevas o de Colunga, pero sin encontrar portería.

La presión de los nuestros seguía por todo el campo, con Ayoze incorporándose bien al ataque y centrando balones, lo mismo que Damián por el otro lado, mientras Lora destacaba mucho en el centro del campo y Botía desmerecía cada balón que tocaba, convirtiéndolos en pases medidos al contrario. La fe tuvo premio y, en un balón al área, De las Cuevas (creo) regatea muy bien al portero, se lía con un balón claro que ya parecía que no iba a entrar y, entre un mar de piernas, Sangoy es más listo que Diego Costa y logra hacer el uno a cero.

El Sporting se echó un poquito más atrás, lo que dio un poco de respiro al árbitro que, además, pitaba cada balón dividio en contra del Sporting (pese al resultado y a acabar con dos más, el arbitraje me pareció horrible y muy favorable al Rayo) y, sufriendo con faltas lejanas y corners, llevamos al descanso con ventaja.

Segundo Tiempo
Nada más comenzó la segunda parte, nos encontramos con una falta a favor que Sangoy estrelló en el larguero y botó en el suelo alejándose de la línea de gol y, justo tras esa ocasión de oro, en un balón colgado tras falta concedida por Trejo tras perdida de balón, hay un balón tocado y le llega a Labaka que, más listo que nuestra defensa y nuestro portero, hace el empate.

Minutos de indecisión, con el Rayo perdiendo tiempo y esperando otro error nuestro en balón colgado, que parecían indicar que tendríamos mucho problema para ponernos de nuevo por delante pero la entrada de Bilic fue determinante. Justo después de que Sangoy no rematase un envío medido de Colunga que, completamente sólo ante el portero, remata muy desviado, un Bilic ya en el campo pilla una contra y, cuando se iba sólo, es frenado en falta clara por Labaka que, siendo el último defensor, fue expulsado sin mayor protesta.

Esta nueva ventaja le permitió al Sporting jugar a la contra y el Rayo, muy a la carga y creando peligro, lo permitía. Tras varios remates desviados de los rivales, una conducción tremenda de Ayoze es frenada en falta, ya al borde del área, por Casado que ya tenía amarilla y es expulsado también. Pese a ello, la jugada más clara de gol fue para el rayo en un balón a la contra que consigue detener milagrosamente Juan Pablo salvando la victoria para nosotros.

Pese a tener varias contras claras, muchas conducidas por Mendy, no fuimos capaces de ver al jugador rojiblanco hacer ninguna bien y eso hizo que sufrieramos más de lo necesario. Incluso en otra falta, golpeada por Sangoy, estuvimos cerca de marcar pero Joel estuvo bien en esa ocasión.

Final del partido y el Sporting, maravillosamente, sigue en la batalla y estará mañana pendiente de los resultados rivales.

Lo mejor
Un Lora inconmensurable que estuvo bien en todo: trabajo, recuperación, juego...

Un Bilic que, sobre todo teniendo jugadores que centran como Ayoze y Damián, debe jugar: remata bien y es un jugador muy aprovechable. Me alegro un montón por él.

Gregory y Moisés. El primero con su entrega total y su intensidad defensiva (cuyo regreso fue fundamental hoy) y el segundo pareciendo un veterano y jugando muy bien al hombre sobre Michu.

Ayoze y Damián... para un fútbol directo, si están bien escoltados por tres centrales, tienen algo que no tiene el resto de la plantilla: centro al área. Imprescindible si no se puede de otra manera. Hoy han estado muy bien.

Juan Pablo que, con su intervención al final, salvó nuestra victoria

Lo peor
Mendy. Revoluciona el partido pero ¿de qué vale que se vaya de tres si la tira fuera directamente? Ha de aprender a pasar y tirar, alguna de las dos cosas. Al menos es molesto para las defensas rivales y eso ayuda algo, pero en primera división es muy poco.

Botía, que hizo un partido horrible en casi todo: despejo siempre a jugadores rivales, incluso sin estar marcado de cerca. Partido para olvidar para él, que al menos pasó con victoria.

Trejo aportó trabajo y calidad pero, de nuevo, perdió un balón que acabó costando un gol. Yo creo que el primero contra el Madrid es culpa del resto del equipo (que se escondían para no recibir el balón) pero este de hoy era evitable.

De las Cuevas que aporta cositas pero que está lejos de su mejor nivel.

La gente que se va, con el partido en empate, para ver otro partido en la tela. Luego dirán que los jugadores no tienen compromiso...

sábado, abril 14, 2012

Real Madrid 3 - Sporting 1. No se pudo resistir

A veces a los equipos grandes, sobre odo antes de citas importantes, se les atragantan los rivales a priori muy inferiores y el Sporting, necesitado de puntos, esperaba que así fuera. El plan de Clemente estaba claro... atrincherarse atrás, jugando muy intenso y con un marcaje al hombre sobre Higuaín, que mantuviera al equipo dentro del partido y, si habia suerte, aprovechar alguna de las pocas ocasiones que se tuvieran. El equipo respondió muy bien y el Madrid lo pasó muy mal, mucho peor de lo que refleja el resultado final.

Por el Sporting jugaron Juan Pablo en portería, defensa para Canella, Iván Hernández, Moisés, Botía y Damián Suárez, con Óscar Trejo, Lora, Gálvez y De las Cuevas por delante, y después Sangoy de delantero centro. También jugaron Ricardo León, André Castro y Colunga.

Primer Tiempo

El Sporting salió muy concentrado y tratando de crear peligro a la contra, como se vio desde el minuto tres cuando un balón largo fue peleado por Sangoy ante Pepe y Casillas, o cuando tras una pared con Sangoy pudo Trejo entrar en el área, peleando bien, y obligando a Casillas a enviar a corner.

El peligro del Madrid era más posicional y algo que se intuía, pero lo cierto es que las mejores ocasiones y sensaciones las dejaba el Sporting, destacando sólo un tiro de Marcelo desde fuera del área que bloca bien Juan Pablo y un gol anulado a Pepe, por fuera de juego, en el minuto 27, poco después de que Canella hiciera una entrada que bien pudo ser su segunda amarilla.

En el minuto 29 Óscar Trejo hace una jugada increíble y, tras dejar rival tras rival entra en el área y Sergio Ramos fue al corte pero, como el balón quedaba para Trejo, se ayudó de la mano y el árbitro pito un penalti que De las Cuevas transformó, siendo así la tercera visita seguida al Bernabeu en la que los nuestros se ponían por delante y la segunda visita seguida en la que De las Cuevas marcaba, aunque como nos temíamos todos fue demasiado pronto.

Tras otro tiro lejano y desviado de Khedira, el Sporting comete la torpeza de lanzar desde el banquillo (Cuellar) un balón al campo y encender a Pepe primero que se juega la roja lanzando un balonazo a nuestros jugadores suplentes, a Mourinho que pudo montar un show para encender al público local y, finalmente, al mencionado público madridista que comenzó a apretar y mucho.

Con el Bernabeu rugiendo centra el Madrid desde lejos al área del Sporting e Higuaín, viendo que Moisés le deja unos metros y que Juan Pablo no sale, pone el empate en el marcador. Hasta el final poca cosa, aparte de un balón que se pasaó en el minuto 40 por el área del Sporting sin encontrar rematador, un codazo de Pepe a Sangoy en el minuto 41 que el árbitro no señaló, una falta de Botía a Khedira que Sahin estrella en el larguero en el 42 y un disparo lejano y desviado de Callejón que conduce al descanso.
Segundo Tiempo

El Sporting cogió aire, algo que necesitaba mucho tras el esfuerzo realizado, y se dispuso a estar aún más armado atrás ante un Madrid que ya apretaba con todo. Además Iván Hernández tuvo que ser cambiado por lesión y necesitábamos unos minutos de ajuste que, por fortuna, se aguantaron, pese a un remate de Benzema sólo a saque de falta de Di Maria que paró bien Juan Pablo.

Cristiano Ronaldo lo intentaba, aunque con menos constancia en su presencia de lo habitual, y así tuvo una falta en el 15 y un tiro desde la frontal en el 19, que no encontraron portería. También lo intentó, tras buena contra del Sporting, pasándole a Higuaín que pese a estar sólo echó el balón fuera por poco...

El Sporting seguía peleando para encontrar alguna ocasión sin abrirse mucho atrás, aunque las fuerzas ya casi no existían, y en el 27 Colunga que habia entrado hacía poco se coló en el área del Madrid y, después de ser empujado, logra echar el balón atrás para que se paseé por delante de Casillas sin que Lora llegue a rematar.

Justo después, tras un balón que se encuentran tras un rebote, Di Maria (que poco antes se habia tirado descaradamente en el área ante Lora) pone un balón colgado que Cristiano Ronaldo remata muy bien ajustado al palo y rompiendo la resistencia del Sporting.

Hasta el final, con el Madrid ya sabedor de que el Sporting no tenía ni fuerzas ni jugadores para remontar, tocaba y esperaba, y cuando intentamos dar un pequeño pasito adelante Benzema recibe un balón en el área y cruza muy bien haciendo el tres a uno definitivo.

Hasta el final expulsión de Canella por segunda amarilla, ocasiones claras que fallaron Marcelo primero y un poco después Benzema y fin del partido con un Mou dando claras muestras, en la celebración de los goles y otros momentos, de su mala educación.

Lo mejor

La imagen de compromiso y esfuerzo de todo el equipo.

Óscar Trejo que ha hecho un partido espectacular. Aguantando, volviendo él loco a medio Madrid, asistiendo, sacando el penalty... un crack que además suma mucho esfuerzo y compromiso y que si se queda garantizará un tercio de ascenso.

Lora que ha vuelto a jugar en varias posiciones y ha vuelto a hacerlo bien en todas. Está de nuevo al nivel increíble que le vimos el año pasado.

Moisés que, debutando en el Bernabeu, ha hecho un buen partido. Erró en la marca en el empate del Madrid pero anuló totalmente a Higuaín el resto del partido y supo defender muy bien los balones altos en los que, por otro lado, seguimos sufriendo partido tras partido. Hay central aquí.

Gálvez ha vuelto a hacer un partido generoso, práctico y contundente. Una pena que no sepa a que atenerse, de pronto es titular, luego no va convocado, luego titular...

Sangoy que supo pelear sólo arriba y asociarse muy bien.

Lo peor

Que no se lograra el milagro pese a haberlo merecido por el esfuerzo y la entrega mostradas.

Canella mejoró su rendimiento pero es evidente que pudo ser expulsado en el minuto 22 lo que es un error completo para un profesional con su experiencia (pese a su juventud).

Que tenemos media defensa lesionada o sancionada y llega el Rayo en una semana. Un equipo al que hay que ganar sí o sí para poder seguir soñando en el milagro.

Clemente no hizo un mal planteamiento pero si muy limitado si se torcían las cosas. No nos gusta que desde que quita fuera al delantero, hasta que mete otro, pasen siempre quince minutos sin referencia arriba, creemos que es el único que no vio que Canella no acabaría el partido y, además, creemos que para un final ajustado (como prentendía con su planteamiento) tiene que tener a Barral para salir y pelear a muerte con los rivales, no dejarlo en Gijón.

El error del banquillo rojiblanco lanzando un balón en el primer tiempo (que poca ayuda podía prestar) y que sirvió para despertar al Bernabeu y a sus jugadores.


Y, por supuesto, se puede aunque sea muy muy difícil. Y hay que pelear hasta el final. ¡¡SPORTING!!

miércoles, abril 11, 2012

Sporting 3 - Levante 2. Tres puntos para la fe.

El Sporting necesita un milagro que pasa por ganar todo lo que le queda en casa, rascar algo fuera y que sus rivales directos estén poco afortunados, empresa que no parece sencilla por las sensaciones que dejan los nuestros últimamente, porque hoy llegaba el equipo revelación de la liga (al que su veteranía y alta media de edad le obligó hoy a dosificar esfuerzos y jugadores, que nos vino muy bien) y tercero porque el público no llenaba ni mucho menos el Molinón y no estaba tan a muerte con el equipo como en otras ocasiones y, sin embargo, hemos logrado una victoria que no impide que sigamos necesitando un milagro pero que nos mantiene con un poco de vida y emoción en lo que resta de temporada en la primera división, sobre todo si mañana los resultados acompañan.

Por el Sporting jugaron Juan Pablo en portería, con defensa para Canella, Iván Hernández, Botía y Pedro Orfila, por delante Lora y Nacho Cases, luego una línea de tres formada por Adrián Colunga, De las Cuevas y Óscar Trejo, con Barral de delantero centro. También jugaron Ayoze, Sangoy y Ricardo León.

Primer Tiempo

El Sporting salió muy decidido a por el partido, con presión y metiendo al Levante en su área. Las ocasiones no llegaban a ser claras, aunque hubo varios disparos lejanos que pasaron muy cerca de la portería, varios balones interiores de gol que no encontraron destinatario por poco, pero que parecía indicar que el gol llegaría para nosotros, salvo por la experiencia de que necesitamos mucho para hacer daño real y necesitan muy poco para hacernos una gran herida. Herida que llegó en un balón al lateral de Canella que, como es habitual en los últimos meses, en de preocuparse de los jugadores (que son los que pueden hacer algo si reciben balón) se iba al centro de la defensa donde no era necesario y el Levante, que al contrario que nosotros sí aprovecha las oportunidades que tiene, centra al área para que Valdo meta el cero a uno.

A partir de este momento cada vez que Canella tocaba el balón, el público le regalaba una triste (pero muy merecida) pitada. Pitada que tampoco cejo cuando un cuarto de hora después Óscar Trejo, de los más destacados últimamente, controla un balón en el área y definiendo con mucha clase hace el empate con el que se llegó al descanso.

Segundo Tiempo

De nuevo parecía que el Sporting tenía más cerca el gol, con un Levante que lo intentaba pero sin demasiado ímpetu, y de pronto Clemente se vuelve loco y quita a Barral y a Colunga para meter a Ayoze y a Sangoy, un cambio muy pitado, un cambio desastroso que, aunque al final se haya remontado y Sangoy haya marcado, me parece un desastre completo y un tiro en el pie.

De hecho nada más hacer el cambio el Levante mete un balón, de nuevo desde banda de Canella, a Koné que, con calidad, se da la vuelta en el área pequeña y marca batiendo por bajo a Juan Pablo.

El momento era completamente crítico, con un Sporting muy tocado, hasta que Lora en jugada personal, y desde lejos, sorprende a Munúa con un disparo que hace el empate y que vuelve el partido completamente loco, con un Sporting lanzado y creando ocasiones que no concretaba por errores en el último pase o por disparos muy defectuosos, mientras que el Levante se lanzaba a la contra y, de no ser por Pedro Orfila que salva bajo palos, se hubiese adelantado de nuevo en el marcador.

Sin embargo, en un balón dividido que llega a pies de Sangoy, desde muy lejos, el Sporting se adelanta con la fortuna añadida de que quedaba poco partido pues en los cinco minutos restantes el Levante apretó un poco, símplemente colgando balones y poniendo incluso a los centrales de delanteros, y tuvo cuatro ocasiones muy claras que los fueras de juego, en un par de ocasiones, el larguero en otra (tras saque de Barkero de falta y remate fácil de un jugador del Levante) y un disparo defectuoso en otra, impidieron que se fuera ninguno de los tres puntos.

Lo mejor

Óscar Trejo que tiene calidad y mucho trabajo, además tiene esa pausa necesaria para aguantar a veces el partido, para esperar a encontrar una opción mejor que la más evidente y, además, sigue sumando goles poco a poco.

Pedro Orfila sigue siendo muy seguro atrás en su zona y, poco a poco, va demostrando cosas en otros lados sin descuidar eso, así puso algún buen pase al incorporarse por su banda, y salvó un gol bajo palos yendo a la ayuda.

Lora estaba mal en algunos puntos de la temporada, comenzó a mejorar hace un par de meses, y con Orfila entonado demostró lo que es cuando está bien, un todoterreno, que dejó a Canella en evidencia cuando jugó en su puesto y pronto se ha hecho con el mediocentro de forma definitiva, y sumando goles además. Imprescindible para el Sporting que esté bien.

Rivera, que fue el verdadero entrenador desde el banquillo en los momentos jodidos en los que Clemente, además, no servía de guía al equipo.

Lo peor

Canella es, de largo, el peor jugador del Sporting en los últimos meses, una máquina de costar goles, e incluso un jugador tan querido como él se ha ganado a pulso el odio de la grada que no puede aguantar más sus errores. Hay que reconocerle, eso sí, que no se viene abajo pero eso sirve de poco y mejor sería que no fallase tanto y, además, en cosas tan sencillas. Ahora mismo no está para jugar en el B, pero es un tipo importante que ha de sobreponerse como ha hecho Lora.

Clemente y sus cambios. Si hace un cambio que nos parece bien pero no le sale seguiríamos defendiendo que estaba bien hecho y cuando, como hoy, hace un cambio horrible, seguimos pensándolo incluso cuando al final el resultado salga de cara.

El ambiente de enamoramiento total, envidiado por toda España, que se han cargado desde la "zona noble" del Sporting con sus decisiones, por más que pareciera que la paciencia era infinita. Y es evidente que no es algo que tapen los resultados solamente. En ese sentido la afición si lo tiene claro y dejo evidencias de ello, aplaudiendo la remontada y, aún así, pidiendo responsabilidades.

De las Cuevas no es que esté mal, pero desde luego no está al nivel que se espera de él, y ha de dar un paso adelante pronto. Colunga, por segundo partido seguido, estuvo muy desafortunado en todo lo que intento menos en sus movimientos, siempre buenos.


¡A seguir soñando con un milagro! Nos dirán que es CASI imposible, y es cierto, pero a ese CASI hay que abrazarse y morir por este equipo, tanto en el cesped como en la grada.
Los gritos a los jugadores de "mercenarios", o de "echadle más huevos", ya que en realidad se pueden decir muchas cosas pero no que no ponen todo sobre el campo esta temporada.