domingo, febrero 07, 2010

Almería 3 - Sporting 1. Cavando hacia abajo.

El campo del Almería traía malos recuerdos ya que allí jamás habiamos logrado sacar nada positivo, y a tenor del doloroso resultado de hoy... no tanto por los tres puntos sino también por las sensaciones y las secuelas (con dos expulsados que son bajas para la semana próxima), lo seguirá siendo.

Por el Sporting, con la tercera equipación; formaron Juan Pablo en portería, con defensa para Sastre, Gregory, Gerard y Canella; centro del campo para Pedro, Portilla, Rivera y Diego Castro y delantera para Barral y Bilic. También jugaron De las Cuevas, Carmelo y el debutante Borja Navarro.

Primer Tiempo
El Sporting salió viéndose muy presionado por un Almería decidido pero pronto, con un balón robado a Bernardello tras mal pase de su portero, el balón le lleva a Rivera que tira a bocarrajo obligando a Chico a hacer un paradón, ganándose la roja y dejando a los suyos con penalty en contra (que Diego Castro transformó perfectamente en el 0 a 1) y con un jugador menos. Lillo decidió no hacer cambios y pasar a jugar con tres defensas, sin debilitar otras líneas y, no sólo logró rápido el empate con un pase largo de Bernardello a Crusat que, mano a mano, bate a Juan Pablo, sino que salvo en los cinco minutos de ajuste posteriores, con una ocasión cantada de Bilic que falla mano a mano y algún tiro lejano de Portilla, no pasaron ningún problema. Y no sólo eso, sino que a falta de cinco minutos para el descanso Cisma saca una falta lejana, blandita y fácil para el portero que, en un fallo de esos que salen en los zappings de las jugadas estúpidas a final de año, la deja entrar en la porteria incomprensíblemente.

Sin duda esta fue la jugada definitiva porque dio alas y moral al Almería y acabo por hundir a los nuestros que, pese a perder completamente la batalla en el centro del campo, aguantaban y podían esperar a que con el paso del tiempo el Almería arriesgase. No así con este gol absurdo.

Segundo Tiempo
No sabemos que pasó en el vestuario, pero la arega de Preciado poco efecto tuvo en la actitud y desde luego siguieron los mismos once sobre el terreno de juego. Algún tiro lejano de Portilla, que parece válido en esta disciplina en la que solemos flojear demasiado para ser un equipo de primera, y algún pase al hueco maravilloso de Diego Castro, cuya calidad no encuentra nunca socios de calidad semejante para concluirlas, y poco más.

Comenzaron los cambios, saliendo Bilic que aun con un mal partido era la baza a mantener viendo que nuestro único recurso era colgar balones lejanos siendo él nuestro mejor rematador, y entrando unos inoperantes Carmelo (al que el árbitro perdonó una amarilla en sus habituales estúpidas protestas) y De las Cuevas. Lo único bueno, aunque en el partido erroneo, el debút del debutante Borja Navarro del que poca conclusión se puede sacar. Mientras Lillo eliminaba jugadores ofensivos y trataba, con acierto, de aguantar un resultado que defendían con inesperada comodidad.

Barral se autoexpulsa en una jugada absurda en la que propina un codazo a Soriano, y al sacar la falta nos pillan desarmados y Gilherme bate a Juan Pablo en un tercer gol que, antes de sacar de centro, permite a Gregory encararse con un recogepelotas y ser expulsado. Es decir, 3 a 1, pasamos de tener uno más a tener uno menos en este partido y a tener dos menos el próximo domingo en casa ante el Valencia.

En fin, partido horrible que sigue con la horrible dinámica rojiblanca, aunque predecible. Esperemos que igual que acerté en esto, también acierte en que después de dos jornadas más levantaremos cabeza (ojalá antes, claro, que para eso hay que trabajar).

Lo mejor
La diferencia con la que el balón sale de Diego Castro a los compañeros con lo que sucede al revés, y el hecho de que sea el extremo de la liga -con permiso de Messi- con más goles anotados. Un seguro AL QUE HAY QUE RENOVAR YA PAGÁNDOLE LO QUE PIDE, ya que otros con menos rendimiento no aportan ni una cuarta parte y cobran casi el triple.

Lo peor
No saber mantener un resultado a favor fuera de casa. Comenzamos ganando en Tenerife y Valladolid, además de hoy, y perdimos claramente los tres partidos.

Si Portilla va por delante de Camacho y Matabuena ahora, ¿no debería haber sido el primer cambio cuando fallasen Michel o Rivera?. Así tendría más rodaje y estaría más hecho. No creo que estos descubrimientos se deban hacer por necesidad extrema (caso de Lora) o por ir en dinámicas horribles.

El rey de este apartado ha de ser Juan Pablo. Igual que otras veces nos da puntos hoy hay que decir que nos los ha quitado. Un error de esa magnitud es incomprensible por completo...

Ya lo sabiamos, pero la banda derecha está muy mal, y si es con los dos suplentes peor. desde luego no de primera. Desentonó también mucho el centro del campo, pero porque se vio doblegado en lo deportivo (eso son cosas que pasan) aunque alguien le debe explicar al joven Portilla que no puede llevar siempre una amarilla en los primeros quince minutos.

No se puede amagar un centro al área, ya que los únicos a los que desconciertas es a tus delanteros.

Un apunte
Parece que equipos como el Racing o el Ath. de Madrid por fin levantan cabeza y otros como nosotros ya nos hemos hundido, pero en realidad estamos con los mismos puntos (más o menos), lo que es importante es la sensación. Muchos nos preguntan que a qué se debe el bajón de siemrpe del Sporting y es sencillo, de hecho la pregunta sorprende, y es que el avance de la competición hace que de nuestros once titulares (de los cuales apenas 4 o 5 son jugadores claros de primera división más allá de Gijón) muchos vean lesiones o suspensiones por tarjetas o sean vendidos... y a cada uno de esos cambios hay bajones deportivos notables. Por otro lado, mientras que tu te debilitas así, el resto de equipos dan menos concesiones y en lugar de jugar bien ya intentan hacer lo que sea para ganar. Tu dejas de dar el 200% y ellos dejan de dar el 50%, y si el Sporting da el 100% y los demás también 100%, perdemos con la inmensa mayoría.

De todos modos, aun perdiendo con el Valencia en casa y perdiendo con el Zaragoza dentro de dos lunes, seguiriamos fuera del descenso y es ahí, si esa situación se diera aunque esperamos que no, cuando tendremos que levantar cabeza y saber que, la situación que tiene ahora mismo el Sporting, es un lujo muy por encima de sus posibilidades. Así que animar, sufrir y desear que tengamos un final feliz como la temporada pasada... y que entonces los que mandan se den cuenta de que hay que hacer algo en lo deportivo por que sino lo económico no irá tampoco.

¡Vamos, Sporting!

3 comentarios:

Sheyla dijo...

no me está gustando nada lo que está pasando ultimamente. Espero que espabilen a la de ya, que bajar puestos es muy facil, esta todo muy ajustado en el centro, debemos ponernos las pilas si queremos no sufrir como el año pasado, la pena es que para el próximo partido llegamos con bajas importantes, aunque la de Barral no me preocupa porque ultimamente..no esta muy fino la verdad.

Un saludo!

Álvaro dijo...

Lo que esta pasando parece incomprensible tras la buena temporada que estábamos cuajando.
Para mí, el problema fundamental de este equipo es la pegada arriba. Necesitamos urgentemente un "9" de garantías.
Por lo demás Sastre y Pedro mal, como siempre. Lo de Gregory, Barral y Juan Pablo incomprensible, pero todos son humanos y tienen fallos.
Portilla y Navarro bien, hay que seugir sacando de cantera.

Te felicito por el blog, me he hecho seguidor.
Aquí tienes el mío: http://realsportinggijon.blogspot.com

El Mirlo dijo...

El principal fallo de ayer no fue de Juan Pablo o Barral sino de la ilogica alineacion y formacion del señor Preciado q cada dia me convence mas q no vale para entrenador de 1ª (aunk siempre le estare agradecido x el ascenso).
¿A q cojones viene esa alineacion?
Contra un equipo q ahora con Lillo le gusta tener el balon aunke le metan goles tontos por jugarla atras (Sevilla,Sporting) no se puede despoblar el mediocampo.
¿Para q pone a los 2 delanteros de inicio?
Para no tener alternativa salvo la de un chaval del B.
Y cuando vas perdiendo va y quita al unico delantero centro (xq barral no se ni lo q es) para volver a lo de siempre reconociendo su error y este energumeno se lo agradece autoexpulsandose (ojala le metan 4 partidos).
Espero q recupere la cordura y se deje de querer inventar la polvora.