sábado, diciembre 15, 2007

Salamanca 1 - Sporting 1. Punto es punto

Con alrededor de 5000 viajeros integrando la Mareona (Tsunami, más bien -en lo deportivo que no en los devastador, jeje-) rojiblanca. Es el mayor desplazamiento de la historia rojiblanca, exceptuando las dos finales en la Copa del Rey, y un ejemplo de pasión y ánimo al equipo en un partido televisado, sin que nos juguemos más que tres puntos como otros cualquiera y en una racha no demasiado buena del equipo. Salamanca nos recibe siempre bien, y todo son facilidades allí para los nuestros incluso en lso resultados de los últimos años, jeje. Un aplauso para la gente de allí y, sobre todo, un aplauso inmenso a la mejor afición de España...

Por el Sporting formaron Roberto en la porteria; con defensa para Canella, Gerard, Jorge y Raúl Cámara; centro del campo para Diego Castro, Michel, Matabuena y Sastre, con Omar de enganche y Barral de delantero centro. Jugaron también Pedro y Luis Morán.

Con Cámara (que habia hecho un gran partido el año pasado aquí) y Sastre por banda derecha para limitar la zona de ataque más peligrosa del Salamanca, el primer tiempo comenzó de locura, con el área donde atacábamos y donde defendía el Salamanca completamnete helada y pareciendo más una pista de patinaje que un campo de fútbol. nada más empezar un Diego Castro, por el que pasó todo el peligro, avisó con un tiro en el que perdió el equilibrio y no pudo precisar y con un tiro al travesaño cuando habia recortado bien y parecía gol cantado. Como siempre, llegados hasta aquí y con el partido no sólo cómodo sino dominado y creando peligro, llega un ataque aislado de los rivales (el único y además en un corner) y el Salamanca se adelanta en el marcador, con el daño que eso nos hace, con un gol en propia puerta de Matabuena. Decir además que Matabuena, del que sabéis que soy un fan total. ya habia hecho una amarilla algo tonta por un agarrón en el primer cuarto de hora, con lo que en defensa no se podía aplicar del todo bien y encima este jarro de agua fría que le cae encima con el autogol.

Con el marcador en contra una vez más nos atragantamos y pasamos a quince minutos de nada, con el Salamanca mucho mejor, y como siempre retomamos el control del partido, con los problemas para nuestros delanteros y sus defensas al llegar a su área. En uno de estos balones, los defensas lo logran frenar para ir a por el balón, que se pasea hasta llegar a Michel que, en una excelente incorporación, pone un empate en el marcador que hacía justicia. Me alegro mucho porque hasta este momento, sin duda, habia sido el peor partido de Michel con la elástica rojiblanca en defensa y con el balón, aunque se incorporaba siempre a segunda lína para tirar a puerta antes despejes rivales o pases atrás de Castro.

El mejor del primer tiempo, sin duda, Jorge. El canterano estuvo absolútamente perfecto y es una gran noticia para el equipo, al poder contar si todo sigue así con tres centrales de garantías para una competición tan larga como la liga.

Al final, con ese gol al filo del descanso, las tablas volvían al marcador y el Sporting debía pensar ya en la segunda parte donde tenía que tener cuidado con el espacio helado, ahora en defensa, para que perjudique más a los rivales a que los nuestros en defensa. Y a dar un a alegría a esta maravillosa y viajera afición que, sin embargo como tontos hay en todas partes, causó algún problema con lanzamientos de objetos aislados, eso sí.

La segunda parte fue completamente del Sporting, con dos ocasiones claras siempre entrando por banda izquierda. Primero Castro y Canella hacen un jugadón que acaba con pase de este atrás a Omar que no puede marcar. Luego Barral se mete entre tres y su centro chut no llega a empujarlo solo Omar. Dos pases largos de Diego Castro a Barral no logran ser controlados bien por este, por la defensa en una ocasión y el bote del balón en otra. Y así hasta que un balón que queda corto en nuestro área obliga a Roberto a salir y despejar de cabeza jugándose el físico.

Esto espolea al Salamanca que tiene un par de ocasiones, una de las cuales salva Gerard en boca de gol, y siempre por balones perdidos de los nuestros que, pese a todo, estuvieron bien en defensa con un Jorge inconmensurable (yo jamás le habia visto un partido así y, de hecho, no recuerdo un defensa con un partido tan completo en mucho tiempo).

Poco después un penalti a Barral, que convirtió él mismo en más dudoso por la exageración de nuestro jugador y su fama, acaba tras sus muchas protestas con amarilla para él.

Desde aquí vuelve el monólogo del Sporting que concluye con un gol anulado en el 89 a Luis Morán, por fuera de juego por milímertros (que bien habia definido) y con un mano a mano fallado por Barral en el 91. Decir que en esa jugada Barral habia iniciado la jugada en nuestro área y que llegaba fundido (incluso se fue haciéndo falta al defensor del Salamanca que el árbitro, quizás por las dudas del fuera de juego justo antes, no pitó).

Un punto que sabe a poco, en un partido bueno de los nuestros, que harán mejor si ganan en casa al Alavés la semana próxima en el Molinón.

5 comentarios:

Timotín dijo...

Como dices, punto es punto y como además ha perdido el Elche, pues mejor. Seguiremos en puestos de ascenso una semana más, a menos que el Celta gane 0-6 en Cádiz, que va a ser que no.

Para mí, en directo, no hay penalty a Barral porque se tira él contra el defensa antes de llegar. Vista la repetición lo tengo dudoso. En cualquier caso, si hubiera caído de forma natural, no habría problema, pero es que parece que se está entrenando para participar en Pekín 2008 en el salto de trampolín. Y además, tarjeta tonta por protestar, que nos hará sufrir a Karanka el sábado. Qué cruz.

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Si se gana la próxima semana en El Molinón, este punto sabrá mucho mejor. un abrazo.

Pablo G. dijo...

Nos quedamos con la afición, a cuya altura espero que algún día esté el equipo. Saludos

Anónimo dijo...

yo estuve alli y no fuepenalti y si lo fue barral es tonto del culo, es mas lo es aunque o fuese. que manera de exagerar y de luego sacarse la tarjeta

Silvi dijo...

Este punto puede ser importante. La próxima semana en el Molinón hay que ganar sí o sí y así se acaba el año ganando y dándole una alegría a la afición sportinguista que creo que se la merece;-)

Saludos

http://blogs.ya.com/siemprefutbol/