domingo, agosto 06, 2006

¡Ya era hora!

Primera victoria de la Era Preciado, 0-1 con un autogol de Toño si no me equivoco, aunque estaba Barral con la caña preparada lo que obligó al defensa a intentar despejar y pifiarla. Un partido gris en el que Roberto tuvo que intervenir en un par de ocasiones claras para la Gimnástica y el Sporting tuvo poca mordiente, salvo alguna llegada puntual y las estrategias casi siempre bien botadas por De Lucas, la defensa a mi me dió una sensación bastante insegura, excepto Canella que subió mucho y estuvo seguro atrás. El mediocampo con destellos de Landeira y Gerardo, mientras que a Andreu se le veía un tanto desacoplado a sus compañeros (cosa lógica), Barral normalmente bien situado para cazar los remates (sobre todo en las jugadas a balón parado) pero demasiado marcado, ya que jugó muy solo arriba. En cuanto a los suplentes, no pudieron entrar mucho en juego la verdad. En líneas generales el equipo flojito, hizo lo justo para ganar y le costaba combinar la pelota, eso sí, tuvo el partido dominado salvo un ratito en la primera parte. Esperemos que vayan a más.

Por lo demás en teoría mañana sabremos si viene el defensa Samuel cedido por el Racing de Santander o no.

2 comentarios:

Jorge Iván Argiz dijo...

Sí. Parece que con Roberto y sin Javi Fuego la suerte vuelve a sonreir al Sporting. A ver si así el chaval se motiva y saca la clase que se le supone

Sportinguista dijo...

Sin duda la presencia de Roberto siempre es determinante, lo que implica que Manu tiene pie y medio fuera del equipo porque no quiere irse cedido. A ver lo que podemos sacar por él.