sábado, febrero 23, 2008

Albacete 1 - Sporting 2. Tres puntos de oro

Hay que reconocer que peor no se le podía poner las cosas al Sporting antes del partido.

Para empezar las cuatro bajas del equipo: Barral, Diego Castro, Matabuena y Michel, que son probablemente cuatro jugadores de los seis imprescindibles en estos momentos. De modo que si te falta uno o dos, malo, pero los cuatro ¡horrible!. Al menos podíamos pensar que si Las Palmas, en situación similar, nos ganó fuera por que ni así en casa nos hicimos fuertes, ¿porqué no lograr ganar y que ni con las bajas nuestro potencial fuera baje?.

Luego nos enteramos que para una semana en la que nos toca el árbitro mejor para los visitantes (¡ya era hora!) hay un cambio de última hora y nos mandan uno supercasero.

Y todo antes de ir a una plaza gafe como es Albacete, donde no ganamos desde que Villa con dos goles -hace ya muchos áños- nos diese los tres puntos. Desde entonces una trayectoria horrible en el Carlos Belmonte para los nuestros y en especial para Sastre (que de los cuatro últimos partidos allí fue expulsado en tres) y que por eso quizás no jugó de titular y para Roberto (que hizo allí, el año pasado, el error del año como se pudo ver por todas las televisiones nacionales).

Con todo esto, los elegidos por Preciado para remar hacia la victoria con indumentaria roja, antes de tener dos partidos en casa retrasmitidos (parece) por el Plus y la maldición en nuestra contra que le acompaña, fueron Roberto en la meta, con Canella, Gerard, Jorge y Raul Cámara en defensa; centro del campo para Jorge Pina, Iván Hernández, De Lucas y Pedro, con Kike Mateo en media punta y con libertad de movimientos y Bilic en punta. También jugaron Andreu, Sastre y Omar.

El partido comenzó con un Albacete intentando sobreponerse a los nervios de su posición en la tabal y un Sporting muy bien colocado, muy seguro en defensa y con un Kike Mateo en mediapunta jugando a su antojo. Con todo, tras un tiro tímido de Bilic a saque de falta que paró el portero del Albacete sin problemas, la primera jugada de peligro claro la tuvo el Albacete en una jugada de estrategia en un saque de banda por el lado de Canella. Afortunadamente, en boca de gol, no atinaron con el remate.

Después, tras un rechace que Bauzá no logró meter dentro de la portería con Roberto fuera de la meta, llegó un cabezazo perfecto de Jorge a balón parado que paró con problemas el portero rival. Poco después vino otra falta lejana sacada por Pina a la cabeza de Bilic que asiste a Kike Mateo que hace un espectacular remate para no menos importante parada del portero del Alba. El rechace vuelve a Bilic que centra para que De Lucas, con fe y no mucha ortodoxia, empuje el balón a gol.

A partir de aquí, cada fallo del Alba recibía pitos de la hinchada local, mientras nosotros sabiamos jugar muy bien. Sin dejar que apenas nos creen peligro y sabiendo llegar con un peligro que, a falta del último pase, no se supo concretar tampoco en nada. Así la segunda parte se prometía feliz si sabiamos aguantar el empuje que debía hacer el Albacete y aprovechar la situación y los espacios que nos deje, sabiendo que el tiempo correríoa a nuestro favor.

El la segunda parte, como se esperaba, el Albacete salió más agresivo y al ataque, y en los primeros minutos obligaron a Roberto a hacer varias paradas. Pronto, un despeje malísimo de Jonathan hizo que por un mal control Kike Mateo no pudiera quedarse solito delante de él y Roberto, poco después, hizo algo similar al caerse al hacer un saque de puerta.

El Albacete seguía atacando, pero sin crear mucho peligro, y el Sporting a la contra se acercaba aunque cada vez menos, destacando un tiro de Kike Mateo tras romper la cintura a un defensa. Con el Sporting completamente agazapado que no encerrado, la diferencia es que no dejábamos de tener en la mente el segundo gol y en cada recuperación, saliese bien o no, se buscaba la contra. Contra que llegó, perfecta además, con un balón enviado a Bilic que abre a Pedro ya en banda izquierda y que mete al segundo palo a un Sastre que, con apuros, marca.

El partido murió aquí hasta que en los cinco minutos de descuento el Sporting se relaja, algo que en segunda no se puede hacer, y primero Azkorra fuerza a Roberto a hacer una gran parada y después Arustiza logra marcar y recortar distancias, metiendo el miedo a todos los rojiblancos que, sin embargo, aguantaron lo poco que quedaba y se meten en ascenso, pues la Real Sociedad y el Elche empataron. Además el Celta perdió, con lo que la jornada es muy buena y cogemos puntos de cara a la cuesta dura que nos viene en los próximos partidos.

¡SPORTING!

7 comentarios:

Sportinguista dijo...

Trabajada victoria que hubo que sufrir con el gol en el descuento (Siempre nos toca sufrir), con todo estamos en ascenso otra vez y la semana que viene el gafe del plus contra la buena racha frente al Numancia, a ver si el Sporting se crece ante el líder, como solemos hacer.

Jorge Iván Argiz dijo...

Mira si eres positivo que al poner la encuesta al albacete le quitaste el gol que metió, jeje. Eso, eso... ahora a sumar (si son tres cojonudo) frente al líder

Silvi dijo...

Más que de oro los puntos son de platino. Volvéis a estar en puestos de ascenso y eso aunque falta mucho para el final psicológicamente es importante.

Pablo G. dijo...

triunfo vital pese a las bajas y ahora a por el Numancia sí o sí. Eso sí las dos victorias consecutivas han sido ante rivales muy flojos. Saludos

Alejandro Caveda dijo...

Todavía hay vida, luego hay esperanza. A ver que pasa los próximos días...

Jorge Iván Argiz dijo...

Ya, PABLO:

Pero valen 6 puntos igual, jeje. El ALBACETE empató hace dos semanas en ELCHE y el XEREX ganó en SAN SEBASTÍAN esa misma semana, al final entre los de arriba se ganan y se pierden puntos, pero a los de abajo hay que ganarlos. Y lo hicimos ¡A por el Numancia!

Sportinguista dijo...

Chicos, las ligas se ganan contra los de abajo! Estos puntos son los que hay que amarrar, ahora a por el Numancia. El equipo con muchas bajas ha salido de una crisis de resultados que empezaba a ser preocupante.

Jorge, siempre positifo, nunca negatifo jejeje

Silvi, psicologicamente estas 2 victorias son diamantes

Pablo, tu nunca estas contento. Si ganamos los rivales son malos, si perdemos nosotros somos malos, si estamos en ascenso nos desinflaremos, si estamos mal no mejoraremos. Que vamos a hacer contigo, darte unos wiskitos despues de los partidos?

Alejandro, siempre hay esperanza. Aunque pasase lo que no pasará contra el Numancia quedaría liga para rato...y no olvideis el efecto retorno de Andorra que lanzará al equipo en pos de primera.