sábado, febrero 16, 2008

Sporting 2 - Xerez 0. Seguir en la pomada.

Importantísima victoria la de esta tarde en El Molinón. Y lo es por que habia que empezar recuperando la fe en casa, ya que tres de los cuatro partidos próximos se celebrarían en nuestro estadio, que es donde teníamos problemas. Además habia que demostrar a todos que el Sporting va a seguir en la pomada y que no ha bajado los brazos. Afortunadamente se ganó y, aunque el rival era el penúltimo en la clasificación, los tres puntos valen igual que cualquiera y no me resisto a mencionar el precioso tifo y el grandísimo apoyo a Quini.

El Sporting salió con Roberto en la meta, defensa para Raúl Cámara, Jorge, Gerard y Canella; centro del campo para Kike Mateo, Matabuena, Michel y Pedro, y Bilic, con Barral como delanteros. Jugaron también Iván Hernández, Diego Castro y Jorge Pina. La suplencia de Castro fue sorprendente y el Sporting adoleció de desborde y de banda izquierda, ya que aunque no estaba a su mejor nivel no es menos cierto que siempre aportaba detalles al equipo, esperemos que este aviso le ponga las pilas aunque cuando salió al campo ofreció, como siempre, de lo mejor del equipo.

En cualquier caso una variante más adelante, en un equipo que ya se puede permitir muchas. Con todo el Xerez, con un montón de buenos jugadores (pichichi de la categoría inclusive) dominó mucho y, con el permiso del árbito demonizado en casa como es "Robado", nos encerró a pesar de que pronto hubo un par de llegadas: una de Barral que no pudo controlar bien tras una pared de un Bilic que jugó MUY inteligentemente y un mano a mano de Kike Mateo fallado increíblemente cuando lo más fácil era meterla o dársela a Barral a puerta vacía.

Poco después un error en un despeje rival, que por algo están como están, dejó el balón a pies de Bilic que no perdonó. Y poco después, para tener tranquilidad de cara a la segunda parte, un centro a saque de falta permitió a Kike Mateo rematar muy bien completamente sólo. Hoy el Xerez ejerció de nosotros dando mucha facilidad a las llegadas del rival y menos mal que así fue porque, hacía un par de minutos, se oían los primeros pitos aunque muy tímidamente. Con todo el Sporting tuvo un par de ocasiones más claras en este momento, con un remate de Matabuena en un corner, perfectamente picado abajo que se fue fuera por milímetros y un tiro al poste de Barral.

En la segunda parte, con Michel mermado por una lesión, el Sporting se dejó dominar y fue muy dominado, dejando a la contra el intento de sentencia. Matabuena, con Michel finalmente fuera con lesión, vió una estúpida quinta amarilla que le hará perderse el próximo partido (lo que sin saber si Michel puede jugar es malo, si no puede será horrible y se podía haber evitado). Otro tiro al palo de Diego Castro en un saque de falta y poco más hasta el final, para sacar tres puntitos más que nos viene de maravilla.

Quiero destacar el partido de Bilic que, además del gol, jugó perfectamente asistiendo a compañeros en contras y haciendo interesantes paredes con ellos. También lo bien que se le da a Kike Mateo marcar en casa (eso hay que aprovecharlo) y la disciplina táctica y lo bien que sabe manejar atrás el partido el bueno de Gerard.

En el resto de partidas el Numancia sigue firme ganando, el Celta sigue detrás a un punto con su victoria, pero abrimos hueco con el Tenerife y Granada 74 que estaban muy cerca y que han perdido. Veremos mañana...

4 comentarios:

Pablo G. dijo...

Triunfo tranquilizador pero salvo 10 minutos al final de la primera mitad no me gustó el equipo, que tuvo la suerte de tener enfrente a un rival muy flojo. Saludos

Sportinguista dijo...

A ver si cogemos una racha de resultados buena para que el equipo vaya creciendo. Confirmado que no tendremos a Míchel ni a Matabuena la próxima jornada, ¿oportunidad para Lora por fín?

Parece que la Real con sus refuerzos de invierno venderá caro su pellejo y el Numancia lo tiene medio hecho, habrá que sufrir hasta el final!

Silvi dijo...

Buena victoria para el Sporting, que siga la racha.

Saludos

mushobetis dijo...

Oye, pisha. En semanas como esta el deporte es maravilloso ¿no?