viernes, noviembre 14, 2008

Próximo rival: Valencia

Esta semana un desplazamiento complicado a Valencia, un equipo del que poco hay que decir porque todo aficionado al fútbol lo conoce bien. El Valencia va camino de recuperar la grandeza de no hace mucho de la mano del entrenador Unai Emery, que a punto estuvo de venir a Gijón hace un par de temporadas, y guiado en el campo por el genial David Villa, delantero de moda en el fútbol europeo, sportinguista confeso y campeón de Europa con la selección española este verano.

Emery ha dado con la tecla para para hacer funcionar al Valencia como un reloj partiendo de la base que siempre le ha dado resultado al equipo ché: rigor defensivo y el contrataque como fórmula para buscar el gol, con juego rácano en muchas fases de los partidos. El joven técnico ha renunciado para ello al fútbol ofensivo y de toque que venía aplicando desde sus inicios en el Racing de Ferrol, lo que demuestra que es uno de esos raros entrenadores que antepone el grupo a su cabezonería. El Valencia para aplicar la filosofía de defensa y contraataque aplica 2 dibujos: el más habitual un 4-4-2 con un doble pivote de marcadas características defensivas, también en algunos partidos fuera de casa se emplea el 4-3-2-1 con "trivote" y 2 extremos abiertos que dejan a Villa peleandose solo con la defensa rival.

Los hombres más importantes del Valencia son los que todos conocemos: Villa que marca la diferencia en el área rival convirtiendo en gol todo lo que toca, Albelda que ha sido recuperado por Emery y mientras va recuperando su mejor tono físico sujeta al equipo en defensa mandando desde la zona ancha, Joaquín que está atravesando el que probablemente sea el mejor momento de su carrera - muy implicado con el equipo, ahora defiende y cuando ataca lo hace concabeza buscando que sus regates sean útiles al equipo en lugar de filigranas, la tortura de Koeman parece haber espabilado al sevillano-, Mata que con su movilidad vuelve locas a las defensas rivales y además tiene gol, por último Albiol ha dado un paso adelante en la baja de Marchena y se ha erigido como referencia atrás.

Partido muy difícil para el Sporting que normalmente deberia acabar en derrota de los nuestros, no sólo por el potencial del rival sino también porque los equipos que juegan encerrados atrás se nos dan particularmente mal. Para dar la campanada el Sporting debe aguantar el tipo en defensa y llegar a la última media hora con el partido igualado para que los locales tengan que abrir espacios, momento ese para matar a la contra a un rival cuyo principal defecto es la lentitud de sus defensas (excepto Miguel). A disfrutar de otra jornada más en primera y si conseguimos pescar algo mejor que mejor.

2 comentarios:

Jorge Iván Argiz dijo...

Por un lado la motivación del SPORTING será total ante unr ival superior en calidad sin ninguna duad. De todos modos, por estilo de juego el Valencia es para mí el equipo que peor nos va, aunque está yendo a menos en su juego...

desdelabanda dijo...

El Valencia será un rival muy complicado para el Sporting. Los de Preciado van a tener la posesión y deberán rentabilizar sus oportunidades porque los ches tienen mucha pegada.