domingo, marzo 02, 2008

Sporting 1 - Numancia 0. ¡Al fin por la mañana!

Sé que es una tontería desde un punto racional, pero que TODOS los partidos de esta temporada (cuatro nada menos) jugados por la mañana en casa con las cámaras de Canal Plus, más los anteriores de la temporada pasada, los habiamos perdido y eso hacía que ya hubiera psicosis al respecto. Eso, para alquien que como yo cree que el horario natural del fútbol es para la tarde, no eras sino un refuerzo extra para seguir pensándolo, así que tras dos partidos seguidos ganados, que se anunciase que los dos partidos que tocaban seguidos en casa se retransmitirían por la mañana, lo cierto es que daban ganas de tirarse de los pelos.

Además, venía el Numancia, nuevamente en primera posición destacada (lo que me hacía pensar que no traerían demasiada "hambre"), sin perder ningún partido fuera de casa en toda la temporada y con ganas de que se olvide el efecto Numancia: efecto que, desde que un triste partido, con robo flagrante en nuestra casa, se nos cerró el campo (injustamente ante una navaja "invisible") hace que el Numancia siempre viene al Molinón en momentos de necesidad y con mucha épica (siempre nos expulsan uno o dos jugadores) y con el público más a tope que nunca, se logra la victoria.

¿Sería más fuerte el efecto nocivo del Plus o el efecto positivo del Numancia? Afortunadamente fue lo segundo.

El Sporting formó, nuevamente con bajas notables, con Roberto en portería, con defensa para Canella, Jorge, Gerard y Raúl Cámara; centro del campo para Jorge Pina, Iván Hernández, Matabuena y Pedro, con Kike Mateo en la media punta y Bilic en la delantera. Jugaron también Michel, Luis Morán y Sastre.

El Sporting comenzó muy concentrado, y así se mantuvo todo el partido siendo quizás el encuentro en el que tuvo un nivel más constante de principio a fin. El Numancia tocaba muy bien, el árbitro pitaba muy mal (cada toquecito nuestro falta y cada falta de ellos nada de nada) y sin ser decisivo si decantaba el juego y daba facilidades a los de fuera, y todo estaba bastante equilibrado.

Bilic peleaba arriba contra todos, llevándose casi siempre el balón -además de tocarlo con sentido casi siempre- pero en cada lance llevando algún golpe y alejándose de la posición de remate. Trabajo increíble, muy importante, que espero no pase desapercibido.

Atrás Gerard y Jorge estaban muy seguros, y el Numancia sólo podía colgar balones en las faltas que le regalaba el colegiado, para que un Roberto muy seguro no diera sensación de que nada malo fuera a pasar.

Y en un balón desde la banda Bilic la toca inteligentemente hasta Kike Mateo que, con tranquilidad, regatea al portero y pone el gol que a la postre sería definitivo. A destacar la aportación en ataque y en control de juego de Kike en este año: imprescindible, sobre todo en casa que es donde marca casi todos sus goles y donde nosotros marcamos menos.

A partir de aquí, al comienzo del segundo tiempo, balón para al Numancia y a jugar como jugamos fuera de casa, lo que pronto dió lugar a varias ocasiones, destacando una de Kike Mateo que tras dejada de Bilic se fue bien y ya sólo tiró fuera (parecida a una que tuvo la semana pasada en Albacete que tampoco logró meter) y dos arrancadas de Bilic que, muy desgastado, llegó sin fuelle para centrar, además de que no tenía a quién. En otras dos dejadas fantásticas de Bilic el canterano Luis Morán no pudo estar más desafortunado convirtiendo buenos balones en nada de nada y haciendo que muchos detractores de Pedro comprendan que, sin ser espectacular nunca, aporta más de lo que parece y es el mejor para ese puesto, sobre todo ya que parece que Hidalgo no cuenta para nada de momento.

El Numancia, más a la desesperada y con balones de faltas también regaladas o por los nuestros o por el colegiado, lo intentó hasta el último momento (los nuestros al final sacaron un balón bajo palos) pero afortunadamente no logró empatar.

El Sporting se hace fuerte, logró ganar en casa los dos últimos partidos, lleva tres victorias consecutivas y recibe nuevamente por el Plus al Hércules en 7 días. Seguimos en ascenso pase lo que pase por la tarde, esperamos resultados favorables, pero está claro que lucharemos hasta el final. Y ya sabéis: ¡POBRE DEL QUE QUIERA ROBARNOS LA ILUSIÓN!

3 comentarios:

Chus dijo...

Jugábamos por la mañana y ya nos pensábamos: uff por la mañana, perdemos.

Pero hoy se ha vivido el Sportinguismo, el verdadero, hoy hemos estado a la altura, menos los 4 tontos de siempre que volvieron a lanzar objetos.

PUXA SPORTING

Sportinguista dijo...

Bueno, los resultados han estado bastante bien. Solo la Real aguanta nuestro ritmo, parece que el ascenso será cosa de 4 pero hasta el Tenerife (9º) hay varios equipos que pueden engancharse todavia.

El equipo está, sin duda, recuperado en lo anímico y en defensa está sólido. En ataque falta recuperar la inspiración pero con Bilic se ganó mucha pegada y no hacen falta tantas llegadas para marcar como antes, esto promete!

Pablo G. dijo...

Menos mal, después de meses alguien se dio cuenta que para ganar en casa igual habia que jugar como se juega fuera, ya que eso funciona. Y aunque la Real Sociedad creo que subiré, tal vez el Málaga esté perdiendo gas. Saludos