jueves, enero 06, 2011

¿Y ahora qué? Una lanza por Preciado

La situación en la tabla del Sporting no deja lugar al fallo de interpretación. El equipo está hundido en la tabla, ostentando el farolillo rojo a 3 puntos de la salvación. Para más inri, el juego ofensivo de los chicos de Preciado va perdiendo brillo semana a semana y en defensa los errores dfensivos, fallos individuales de los guardametas y, por qué no decirlo, los arbitrales pesan como una losa gigante en los resultados para los nuestros. Como es frecuente en estos casos, la mayoría de las miradas se centran en una persona


Manolo Preciado, el entrenador, el ideólogo, el hombre milagro, el portador de ilusión y auténtico líder del equipo está en el ojo del huracán por los malos resultados y no son pocos los que se plantean su destitución. Puede parecer una locura que el técnico siga en su puesto cuando el equipo atraviesa una racha de 10 partidos sin ganar pero el caso de Manolo,creo yo, deja mucho margen a la duda.


La sombra de la culpa se podría centrar más en un binomio secretaría técnica - directiva cuasi indisoluble. Los mandatarios, empeñados en reducir la deuda a cualquier precio, han reducido a la mínima expresión el presupuesto destinado a reforzar el primer equipo (tanto en el apartado de fichajes como en el de salarios) , lo que origina que tengamos menos poderío económico que equipos de ligas menores en Europa o incluso clubes de Segunda División a la hora de afrontar fichajes e incluso renovaciones (¡Ay! Diego castro. Roberto.). Mientras que el secretario técnico -Emilio de Dios- viene quedando en evidencia en los últimos tiempos, incapaz de conseguir refuerzos realmente ilusionantes para el primer equipo.



5 años viviendo de los contactos de Preciado (Congo, Rivera, Matabuena,...), descartes de otros equipos (Lafuente, Juan Pablo,...), de menor categoría (Maldonado, Cuéllar, ...), jugadores rebotados de otros clubes (Kike Mateo, ...) y desconocidos en el concierto internacional (Congo, Sangoy, ...) y 5 temporadas sin conseguir un interior derecho puro (ya no digo bueno o malo). Además, pocos de los fichajes en los que no influye Preciado consiguen la titularidad y menos aún (quizás sólo Gregory y Botía) consiguen una auténtica relevancia en el equipo. Añadamos a ello que casi todos abandonan el club sin ofertas importantes y terminan recalando en equipos de menor categoría en los apenas gozan de minutos y el mérito de la labor de Preciado en nuestro banquillo no deja de crecer.


Pese a todo, la mayoría de la prensa asturiana se posiciona partidaria de la destitución de Preciado. La expepción es Juan Gancedo (Onda Cero, La voz de Asturias) que se posiciona como ferviente defensor de un entrenador que ha conseguido lo impensable exprimiendo sus plantillas al máximo y rompiendo todo tipo de pronósticos. El resto de los medios, culpan de los errores defensivos al técnico, pese a que la mayoría son fallos individuales, y pecan de resultadistas convirtiendo partidos perdidos in extremis por mala suerte, fallos puntuales, errores arbitrales o falta de calidad en acciones concretas en encuentros de juego deplorable, dramatizando la situación al máximo. Buscan un cambio en el banquillo que esperan dé noticias y seguro daría portadas y noticias.


Pese al empeño de algunos (como La Nueva España) en sacar a Preciado del equipo. Lo único cierto a ia de hoy es que el bueno de Manolo seguirá (al menos este fin de semana) ocupando el banquillo del Sporting. Y es que el crédito que el míster tiene -guste o no- en grada, plantilla y directiva es mucho. Está ganado a huevo, que diría que diría el propio Preciado, y hace que muchos sigamos teniendo fé en que el capitán del barco nos lleve a la tierra prometida. Las inercias tienen que cambiar antes o después y con refuerzos adecuados sería más fácil. Que los tenga Preciado y no el nuevo, el derecho a equivocarse lo tiene más que ganado. ¿O no?

4 comentarios:

Bruno_1 dijo...

Suerte Preciado!! No queremos ningun sustituto, como tu no hay ninguno. PUXA PRECIADO Y PUXA SPORTING. SALUDOS.

PD. Hay un nuevo reto en mi blog. Consiste en leerse 20 libros en 2011. Animate y participa.

Jorge Iván Argiz dijo...

No puedo estar más de acuerdo. Incluso si bajásemos yo mantendría a Preciado pues lo raro es que con esta inversión en el equipo para la liga de las estrella nos salvase en dos ocasiones (y creo que si sigue nos salva una tercera). Y digo más... si lo horrible sucede, me quedaría con Preciado para subirnos de nuevo.

Raul dijo...

100% con tus comentarios.
Siempre Preciado (auqnue juegue sastre hoy)

Jorge Iván Argiz dijo...

Es que ABRAHAM deja muy claro algo que no puedes negar salvo que te pongas una venda en los ojos. Ni él ni yo somos de los que defendemos a los jugadores que más nos gustan si están mal, ni atacamos a los que nos gustan menos si hacen un buen partido y, a lo largo de los años y de ver como actúan unos y otros, hemos ido ajustando nuestras opiniones a lo que vemos, no a lo que queremos ver.

Digo esto por que con Preciado pasa lo mismo. Lo que tenemos es para no poder pedirle más a Manolo de lo que hace y, si él se va, cualquier otro nos baja seguro con estos mimbres, sin embargo él puede salvarnos.

No en vano, sin refuerzos, ningún entrenador que se juegue su prestigio y que no venga solo por dinero, quiere cogernos. Porque sabe que con lo que hay no se puede hacer mejor.