lunes, agosto 23, 2010

Entre la calidad y el desequilibrio

El Sporting se planta en su tercera campaña consecutiva en Primera División en medio de una nueva polémica. Hace 2 veranos la afición veía que el problema eran los centrales, no se hizo nada y no se bajo de milagro. El año pasado el pasado se focalizaron las críticas en los delanteros, no se hizo nada y no se marcaba un gol ni al arcoiris, nos salvamos por los pelos. Y este año las quejas vienen en el centro del campo, la sala de máquinas para ser más exactos. Y todo apunta a que no se hará nada y sufriremos como siempre.

El Sporting tiene un equipo mejor que otras campañas, es innegable. Hacía mucho que no teníamos jugadores del caché de Nacho Novo y Eguren, sin olvidar a Rivera y Diego Castro, mientras que Sangoy promete ser un delantero más efectivo que los que venimos sufriendo los últimos 18-20 años. Ellos se unen a un equipo perfectamente acoplado -Preciado nos lo recuerda siempre que puede- que juega de memoria muchas veces. Esto conjuntado y viendo los peldaños que han bajado nuestros competidores debería situar al Sporting en la zona tranquila de la tabla sin demasiados apuros: Siempre y cuando las lesiones nos lo permitan, porque el equipo se queda cojo en el doble pivote a nada que falte un jugador.

Tenemos 2 porteros de calidad en Juan Pablo y Cuéllar. Los laterales bien cubiertos con Canella y Cote por la izquierda, Lora y el discutido pero casi siempre cumplidor Sastre por la derecha. En los centrales Gregory y Botía se han ganado la confianza de todos e Iván Hernández demostró la pasada temporada ser un suplente modélico, con la incógnita con más sombras que luces, de Jorge en la recámara. Sangoy, Bilic y Barral con Nacho Novo a la espectativa para la delantera. De las Cuevas, Carmelo y Diego Castro son jugadores contrastados para la línea de mediapuntas y los Luis Morán, Ayoze y Novo se presentan como alternativas válidas y el bullicioso Luis Morán siempre parece que no se mueve pero acaba haciendo goles importantes. Con ellos se conforma una plantilla compensada e ilusionante, pero las dudas llegan si observamos el puesto de pivote.

Si con Rivera y Eguren la zona parece perfectamente cubierta, el panorama cambiará cuando en su liugar tenga que entrar otro jugador. Se empeñan en vendernos la moto de que Landeira y Portilla están listos para el primer equipo, pero la realidad es que estamos ante un jugador (Landeira) que no sólo lleva 4 años sin interesar a ningún equipo de Segunda sino también naufragando en cada ocasión que se le da en el primer equipo del Sporting y otro (Portilla) que pasa más tiempo lesionado que disponible, con unas cualidades interesantes en ataque pero que desaparece en defensa. A ellos hay que sumar la alternativa de Matabuena, que hace 2 años empezó una curva descendente concatenando lesiones y está ya muy lejos del "Gattuso" que enamoró a El Molinón. Descartándoles a ellos la opción más aconsejable, y en la que más cree Preciado que le auguró 25 partidos este año) es el juvenil Sergio. Pero viendo que la mayoría de los juveniles que pasan al primer equipo de golpe  necesitan un par de años de adaptación por buenos que sean, parece una irresponsabilidad arriesgarse a que en caso de lesión de un titular el chaval tenga que tirar del equipo desde una posición tan comprometida como la de organizador y al discreto Preciado ya se le escapó algún comentario al respecto. Que si somos un equipo bastante equilibrado, que si hay jugadores que están tirando oportunidades.

La solución estaba, y sigue estando, en el mercado. Se cacareó desde el club en una posible inversión de 3 millones de euros en un pivote para tapar el agujero más grande del equipo y entre los 3 fichajes de verano (no olvidemos que Sangoy se cerró en Marzo), se gastaron 0 euros. Mientras nosotros nos rascamos la barriga, ayer el Osasuna firmaba al Sevillista Lolo con la carta de libertad con un sueldo de 600.000 euros por temporada. Un jugador contrastado en Primera que puede jugar de central y pivote, llega al equipo rojillo con un sueldo inferior al que tenía en Gijón Maldonado. Se ahorra dinero de la ficha del Tati, se ahorra dinero del preuspuestado para fichajes al traer a Eguren libre y no se gasta en incorporaciones ni en renovar al jugador más rentable del equipo (Diego Castro) que se irá con la carta de libertad salvo sorpresa morrocotuda al final de la temporada.

Mientras tanto la prensa se dedica a tapar la basura escribiendo ríos de tinta con excusas peregrinas, el dinero para incorporacione y fichas para la próxima temporada ya está gastado dicen. ¿Quién se lo cree? ¿Cuando y en qué? No faltarán las payasadas de Fernández exigiendo al equipo acabar entre los 10 primeros. Unos juegan con fuego y otros miramos con preocupación. Eso sí, siempre nos quedarán las marcas, Mareo y El Molinón. Quizás ser los más ricos del cementerio acabe siendo la solución.

2 comentarios:

T Nogueira dijo...

Olá,

http://footinmyheart.blogspot.com/ (mozilla firefox)

Se concordar podemos fazer un intercambio de enlaces

Com os melhores cumprimentos,

Tiago Nogueira

Abraham dijo...

Por mi no hay problema.