lunes, febrero 05, 2007

Derrota muy dolorosa...

Así es...

Ya sé que queda mucho, y sé que dije que pensaba que se sacarían al menos 9 de los 12 puntos de los cuatro partidos cuyo primer peldaño fue este ante el Lorca y que aún es posible, pero lo cierto es que esta derrota debe hacernos pensar y tranquilizar para que no se enturbie el entorno más de la cuenta.

La parroquia rojiblanca este deseosa y necesitada de ilusiones, de modo que nos agarramos desesperados al difícil sueño motivados por el ilusionante juego del equipo, pero lo cierto es que parecía que estábamos por encima de nuestras posibilidades, algo que principalmente los árbitros se encargaron de recordarnos una y otra vez.

Aún queda mucho, como digo, pero tras 5 derrotas consecutivas (esta última en un partido malo que muestra el estado desesperación en el que nos han sumido los que han de impartir justicia) hemos de pensar en que hay que hacer la temporada más digna posible y sentar las bases de un proyecto a otros 2 años vista.

Evidentemente, si ahora se sacan muchos puntos y los demás (que ya son muchos y a bastante distancia) ceden terreno... no descartamos nada, pero no veamos los partidos contando en que lo que no sea pelear por el ascenso es un fracaso, porque no sería realista.

Quedan momentos interesantes y emocionantes por vivir esta temporada, pero hay que cambiar el rumbo ya. El nuestro es un equipo que presiona y suple con entusiasmo la inexperiencia, pero si cada vez que te acercas a un rival te echan amarilla te desarman. El nuestro es un equipo que sabe a que juega, pero si un jugador pasa a jugar de titular tras 15 semanas sin ir convocado y al revés, todo se vuelve un caos. Nuestro equipo cree que todo lo bueno puede llegar, pero ahora cada rebote es desfavorable. Nuestro equipo tiene una historia que ningún desalmado, torpe y enviado por la federación puede pisar.

No renunciemos a nada, pero tampoco esperemos el ascenso considerando el resto un fracaso.

¡Mañana la crónica!

2 comentarios:

Silvi dijo...

Pues Jorge creo que lo explicas bien, no hay que obsesionarse con el ascenso ... hay que vivir las victorias una a una y sobretodo disfrutarlas.

Ahora a pasar página de lo de ayer lo antes posible.

Un beso.

Jorge Iván Argiz dijo...

Gracias SILVI:

Así se hará... disfrutar lo que vaya viniendo sin obsesionarse con nada pero sin que se rompa el sueño todavía