lunes, febrero 12, 2007

Y pobre del que quiera quitarnos la ilusión

Tras una racha de malos resultados el pesimismo suele adueñarse del entorno, esto ocurre en cualquier faceta de la vida y en un club de fútbol también sucede. Entre el sportinguismo esta reacción, sin motivo aparente, suele ser más acentuada que en otros equipos; y es que los sportinguistas pecamos de extremismo, incluso dentro de un pueblo extremista como el español (y quien no crea que lo somos que piense en los mundiales), pese a todo y aunque desde Diciembre solo pude ver un partido de nuestro Sporting creo que tenemos motivos para ser optimistas, y es que estamos a 9 puntos del preciado ascenso pese a una pésima racha de resultados, que no de juego, puesto que no nos han vapuleado en ningún encuentro, hemos tenido ocasiones de vencer en todos ellos, hemos dominado con 2 jugadores menos al destacadísimo líder de la categoría, el Valladolid, en su casa y además estamos siendo machacados constantemente por los árbitros, castigando nuestro juego con excesiva rigurosidad y siendo permisivos con los rivales (en el mejor de los casos), sin olvidar que en más de media liga no se nos ha señalado un solo penalty a favor hasta esta ultima jornada. Por si todo esto fuera poco, tenemos un proyecto de futuro que a medio plazo deberia darnos muchas alegrias, con jugadores jóvenes y un ilusionado e ilusionante entrenador, admirado en todo el pais, que plantea valientemente los partidos sin ser temerario y conecta muy bien con plantilla y afición. Los jugadores son jóvenes y tenemos auténticas perlas que, si bien, están dando un rendimiento más que bueno y han demostrado que nos pueden meter arriba en la tabla aspirando a todo ya mismo a nada que la suerte y demás factores externos les acompañen, deben seguir creciendo en su rendimiento con el tiempo, además de mostrar cada día una mejor cara con su adaptación al nuevo grupo y nuevo ambiente. Todos estos creo que deberían ser motivos para ser optimistas, disfrutar y soñar esta temporada hasta que las matemáticas nos digan lo contrario, si nos lo dicen, porque ahora el calendario que viene es propicio para llegar al final de liga en situación de luchar por todo, y si no pudiera ser este año, esperar que el bueno de Manolo nos lleve a lo más alto antes de esos 2 años por los que ha renovado. Tenemos jugadores, afición y técnicos capaces así que esperemos pacientemente sin perder la ilusión, fundamental para todo en la vida, a que cambie el viento de dirección y se lleve estos nubarrones que de momento nos impiden ver el sol. Pase lo que pase el Sporting seguirá ahí y no nos podemos rendir.

2 comentarios:

Pablo G. dijo...

Contagiame optimismo e ilusion, amigo ;-)

Sportinguista dijo...

Se intentará devolveros la ilusión, todo es posible, si hasta por fín esta nevando en Andorra. HAsta Ferbrero hemos tenido que esperar, además por si no lo sabeis, el Sporting no quiere cerrar el ascenso hasta que yo pueda asistir al estadio jejeje

Que no cunda el panico ;)