martes, agosto 26, 2008

Acuérdate, avísales

Se empiezan a oir locuras en el entorno rojiblanco, está bien que todos nos ilusionemos con la buena imagen de los últimos partidos de pretemporada pero tampoco hay que pasarse. Y es que los asturianos somos así, para bien y para mal, gente de extremos, impulsiva y emotiva, la botella de sidra ahora está medio llena y dentro de cinco minutos estará medio vacía.Así que, como no podía ser de otra forma, el equipo que para muchos hace dos semanas había subido por deméritos ajenos y casi de rebote ahora es un candidato a la UEFA... y tampoco es eso.

El equipo tiene sus méritos: desequilibrio en las bandas, calidad y electricidad arriba, sacrificio y fé además de una afición que apoya siempre y mucho a los suyos y presiona más aún a los que no son de aquí, sean rivales o arbitros; pero también tiene sus puntos débiles, no debemos olvidar que arriba falta pegada, la defensa es blandita, la plantilla inexperta, la porteria una incógnita y el organizador una carencia, motivos suficientes para recordarnos que se va a sufrir.

La mayoría somos conscientes de ello, soñamos con que todo salga redondo pero estamos preparados para los tiempos duros, quizá porque hemos sufrido mucho en los últimos años pero los nuevos, ¡¡¡ay, los nuevos!!! La mayoria vienen ávidos a Primera División, para ver al Madrid y el Barça, creen que en 2 días llegaremos a ser como el Villarreal y pueden abandonar a primeras de cambio, traer mal rollo al campo si nos dejamos arrastrar, romper la comunión con el equipo y hacer zozobrar el proyecto de Primera. Así que si eres veterano y tienes un novato al lado, no olvides lo que venimos sufriendo, anima, contagiales y no permitas que en el minuto 5 piten a Cuéllar mientras vamos ganando al Milan, ese no es el camino y sobre todo, esta afición no es así.

2 comentarios:

Jorge Iván Argiz dijo...

¡Muy bien dicho, sí señor!

Sportinguista dijo...

:)