miércoles, enero 14, 2009

Perder pero pasar... o felicidades JORGE y gracias

Pese a ser, evidentemente, un buen resultado, en la Copa del Rey se me antoja peligroso llevar ventaja corta pues el otro equipo sale con un extra de motivación mientras que tu sales como a la expectativa y eso es peligroso… Lo que nadie esperaba, y menos con el mensaje de Preciado de que lo importante era hacer un gol, es que el Sporting saliera tan sumamente mal en este partido ante el Valladolid. La formación fue…

Sergio Sánchez en la portería, con defensa para Raúl Cámara, Gerard, Jorge y José Ángel; centro del campo para Diego Camacho, Lora, Maldonado y Pedro; con Omar en la media punta y Bilic de delantero centro. También jugaron Carmelo, Michel y Barral.

Primer Tiempo
Era lógico que el Valladolid saliera lanzado, como así fue. Menos normal fue la escasa respuesta del Sporting. Los primeros ataques fueron por la banda de José Ángel, supongo tratando de poner a prueba a la presunta pieza más endeble de nuestro engranaje defensivo, pero se encontraron un chaval con descaro al ataque y con enormes fundamentos defensivos, de hecho más que la mayoría de los titulares. Un crack, vamos.

Los primeros remates a portería del Valladolid fueron pronto. El primero en una falta muy tonta hecha por Omar que dispara blandita Canobbio, y a la segunda en una falta lateral, casi un corner, que pese a ir colgada blandita pilla a nuestra defensa lenta y a Sergio Sánchez, pese a que rematan en la línea del área pequeña (otra vez), mirando. Afortunadamente el balón se estrelló en el travesaño.

He de decir que al igual que a un jugador de campo se le piden “otras cosas” importantes, y que diferencian a los buenos de los malos (tirar desmarques, arrastrar defensores, etc…) a los porteros también (transmitir seguridad, colocación) y más allá de actuaciones puntuales buenas o malas, Sergio no las tiene. NO son cantadas sólo aquellos balones que se escapan de las manos y entran, sino que es igual de grave o más (porque errores pueden tener todos) crear esa incertidumbre a la defensa que sabe que si el balón pasa y va al área pequeña no es del portero, sino que siempre lo rematará el delantero. Eso hace que parezca que defienden aún peor, que esté el equipo demasiado atrás, que pierda salida, y un largo etcétera que el Valladolid descubrió pronto y explotó todo el partido.

Eso no disculpa que además de eso no fuéramos capaces de dar ni dos pases seguidos, con numerosas imprecisiones, jugadores calamitosos en lo individual y lo colectivo, y uno de esos balones llega a Marcos (que hoy actuaba de lateral a banda cambiada) que corre hasta la línea de fondo y mete un balón que pasa por delante de Gerard y Canobbio remata a 2 palmos de la línea de gol bajo el cuerpo de Sergio que no puede hacer nada. No puede hacer nada una vez remata Canobbio, porque ese balón el portero ha de atacarlo y no esperar a tapar remate…

En el minuto 25 es la primera y tímida llegada del Sporting al área, que ni siquiera al remate, para tres minutos después ver como Goitom, tras quitarse a Gerard de un empujón, recoge un rechace de Jorge y falla por poco.

En el minuto 31 el Sporting tuvo su mejor ocasión del partido, en un centro INCREÍBLE de José Ángel, colocado a la cabeza de Pedro que, en el segundo palo, remata de cabeza flojo a las manos de Alberto. Pocas jugadas después, y muchos balones colgados por el Valladolid por el medio con acierto de la defensa (salvo en un balón que se llevó Goitom al romper Cámara el fuera de juego y que tras regatear demasiado fácilmente a Sergio Sánchez echó fuera sin ángulo) el Sporting tiró fuera, sin demasiado peligro, por mediación de Lora.

Segunda Parte
A sabiendas de que un gol nos dejaba fuera, el Sporting salió más enchufado, apretando un poco más (no tanto como suele hacer y como necesita hacer para ser algo, pero al menos la intensidad subió). Lamentablemente cada vez que un balón llegaba a Maldonado, como en los otros partidos, moría a favor del defensa a pesar de estar a banda cambiada; Omar estaba bullicioso pero igualmente impreciso, mientras que Bilic era una isla demasiado separada del resto del equipo, que peleaba todos los balones inutilmente (por que no se llevaba casi ninguno y cuando lo hacía nunca tenía nadie del Sporting cerca).

En el minuto 47, en otra falta tonta, el Valladolid cuelga un balón que Sergio como siempre se queda a esperar y, esta vez pese a que casi se le anticipa otra vez Goitom, le llega. Cinco minutos después se repite la jugada, pero ahora Sergio no se queda corto sino que sale a por uvas, y Goitom remata adentró pero le da a José Ángel en la cabeza, ya casi dentro, y sale fuera de milagro.

Ahora, tampoco os creáis que mucho, intentábamos tocar más y llegar un poco a las inmediaciones del área por lo menos. El Valladolid parecía difuminarse, sobre todo ahora que Jorge marcaba a Goitom casi al hombre desesperándole un poco hasta el punto de dar codazo tras codazo (ante la permisividad del árbitro) cuando hasta la fecha los desesperados eran nuestros centrales, pero cuando ya parecía menos peligroso el encuentro, un balón le llega a Pedro León por el centro y resuelve muy bien alojando, de tiro fuerte y colocado, el balón dentro de la portería sin que Sergio pueda hacer nada.

Justo un minuto antes se había producido un penalti a Carmelo que no se pitó y ahora, en el minuto 76, el Valladolid estaba clasificado. Aquí Mendilibar cometió el error que no cometió el otro día, hecho el equipo atrás tratando de aguantar (mandando un mensaje peligroso a sus jugadores de “ya está, ahora a aguantar”) mientras que nosotros hicimos lo contrario de la mano de Preciado. Así, en un balón colgado, Barral pelea y cuando el balón (parece que tocado por un defensa) va hacia la línea de fondo… Bilic, perro viejo, decide dejarlo salir (asegurándose con gestos al linier de que era corner) y ganar el saque de esquina que recoger un balón que no tendría manera de jugar eficazmente.

Este corner, ya en minuto 90, es sacado al primer palo por Omar y Jorge, entre dos defensas y en un salto espectacular, coloca en la escuadra entre el palo y la cabeza del defensa ahí situado. El gol hacía justicia y colocaba, pese a la derrota, al Sporting en cuartos de final de la Copa del Rey. Excelente forma de celebrar su vigésimo quinto cumpleaños que fue ayer, y de seguir ganándose una muy merecida (a mi forma de ver) renovación.

Muchas veces os he dicho aquí cuando jugaba Iván Hernández que, incluso si se cree que defienden parecido, Jorge debe jugar antes por lo que aporta además en ataque. Es un excelente cambio defensivo pero no tanto, ya que no desmontas la defensa y ganas mucho gol en estrategia. Como hoy. El fútbol puede salir bien o no pero no es tan complicado y lo lógico suele ser lo más adecuado.

Lo mejor
La clasificación pese al sufrimiento y a este mal partido, así como los minutos que se ahorraron algunos de los titulares.

José Ángel es una realidad más allá de su edad y de su poca experiencia. Cuando se le necesita ahí estará, para jugar y que el equipo no se resienta. Un nombre que seguro que dará mucho que hablar en el fútbol español, como el de Canella.

Lora va cogiendo minutos y aportando cada vez cosas más interesantes. Hoy demostró que tiene mucha capacidad de trabajo y calidad para pensar en desnivelar el partido de centro del campo para arriba

Jorge y como siempre crece a lo largo de las temporadas.

Lo malo
Maldonado ahora mismo está para utillero como mucho. Es un fichaje que me gusta, tiene gol y seguro que mucha calidad. Ahora está horrible, pierde balones fáciles él solo, no se va de nadie, no da un pase bien… eso sí, aún así ya lleva dos goles, y seguro que cuando otros jugadores vayan a menos él estará a tope y será fundamental y muy importante. Pero ahora, en este partido, forma parte de lo peor.

Raúl Cámara puede tener buenas actuaciones, mucho pundonor, pero escasa táctica y orden defensiva. Falla en el fuera de juego casi siempre, hace faltas innecesarias y tontas y a veces complica tanto al equipo como le salva. Jugando así no puede pensar en ser una alternativa real a Sastre, por mucho que se le critique a éste más de la cuenta

Omar, que es un jugador que me gusta por lo que tiene de diferente y porque puede cambiar un partido con su entrada (eso siempre es importante de tener en el banquillo) hoy también ha estado horrible, aunque siempre con el trabajo y la chispa que aporta.

Sergio Sánchez, pero no merece la pena hablar más acerca de ello.

Ahora a acabar la primera vuelta sumando más puntos en Huelva. ¡A por ellos!

3 comentarios:

Abraham dijo...

Volvemos a cuartos tras muchos años siendo apeados a las primeras de cambio. Ahora a Huelva a buscar otra machada!

PD. Sergio, vete ya!

musho betis dijo...

peaso articulillo

Tony dijo...

A pesar de ser un exceptico nato y convencido sobre los beneficios para el sporting `po la acumulación de partidos, yo creo que en estos momentos, en la copa del rey es posible soñar.

Yo al menos sueño ...