lunes, enero 26, 2009

¿Y ahora qué?

Nueva goleada encajada en Getafe que nos dispara como equipo más goleado de Primera División. En nuestra memoria los regalos de Jorge, Iván y Colin en unos partidos, los fallos de Sergio en otros y algún borrón de Gerard y Neru. Entre las muchas lecturas positivas que podemos hacer del equipo están la pegada arriba, la creatividad entre líneas, el buen trato del balón y la consistencia de nuestro doble-pivote (sin ello a saber cuantos goles llevaríamos encajados) pero en el lado negativo pesa mucho la inconsistencia del centro de la defensa.

Esto no es nuevo porque lo venimos sufriendo muchas temporadas, pero Roberto tapaba muchos boquetes y disimulaba la situación, amén de que la Segunda era menos exigente. El año pasado se ascendió pese a que se notaba que la defensa era muy justita para la categoría, pues con los mismos hombres en Primera... Ese año sólo Gerard mantuvo un nivel alto la mayor parte de la temporada y tanto Jorge como Iván alternaron buenos y malos partidos en los que sufrían mucho si Matabuena estaba apurado en el centro del campo y no les podía proteger adecuadamente, son 2 jugadores muy justos tácticamente para la posición que viven de su poderío en el juego aéreo (no olvidemos que Iván casi toda su carrera ha sido central) a los que, además, les falta velocidad para lidiar con los mucho mejores atacantes de la Primera Divsión y experiencia en este nivel.

Todo esto se sabía en verano, las mayores dudas del entorno respecto al equipo se centraban en esta faceta y se trajo a Colin para fortalecer la línea. Con el evidente fracaso del fichaje holandés es de esperar que el club se esté moviendo para rellenar la plaza vacante con un central de solvencia, porque el final de temporada será más exigente que la primera vuelta. La presión subirá, tanto la de unos rivales más motivados como la de la propia competición por los apuros de la tabla. La inexperiencia y las carencias mostrados por los centrales de la plantilla hasta ahora no harán más que acrecentarse y esto podría tener nefastas consecuencias clasificatorias. Dinero hay y no se deberia escatimar en gasto para este refuerzo, sobre todo teniendo el objetivo tan cercano. Decía Marcelino que cuando el objetivo está cerca es cuando conviene arriesgar en refuerzos; porque a poco que sumen te acercarán al éxito, si el objetivo está lejano necesitarás que rindan mucho y normalmente serán fichajes baldíos. Tenemos el ejemplo (positivo) de Bilic a la vuelta de la esquina.

Si seguimos sin el central que todo el mundo ve necesario sobra decir que jugaremos en defensa con una ruleta rusa, y nos quedariamos "en bragas" de lesionarse Neru o Gerard. No paran de vendernos la reducción de la deuda esta temporada en alrededor de 6 millones y yo me pregunto: ¿si gastamos 1 en un central y bajamos el año que viene otros 5 no es mejor que ir a Segunda con 6 millones? ¿las ofertas por Canella y compañia serán las mismas si bajamos? Algo interesante tiene que haber a tiro si nos rascamos un poco el bolsillo, y de no hacerlo ahora deberíamos hacerlo en verano, que sería lo mismo. Además, de descender se acabaría el ciclo de Preciado y habría que volver de cero con una masa social desencantada por el descenso, perdiendo el tirón mediático. La lectura de no traer el central no puede ser otra que irresponsabilidad. Hagan algo señores, lo barato sale caro.

3 comentarios:

Timotín dijo...

De acuerdo, ... ¿pero qué central?

Porque es fácil decir que se necesita un central, lo que es cierto, pero encontrar un central que cobre en consonancia con los sueldos de la plantilla, tenga un coste bajo su fichaje, mejore lo que hay, su club esté dispuesto a venderlo y no haya jugado cinco partidos en primera o siendo extranjero sea contrastado,... a mí no se me ocurren muchas posibilidades la verdad.

desdelabanda dijo...

hola a todos! quería invitaros a todos a que participéis en el chat con Julio Salinas en desdelabanda.com. La cita es el próximo martes 10 de febrero a las 20:00 horas, si no podeis estar teneis la oportunidad de mandar vuestras preguntas a info@desdelabanda.com. Un saludo

Jorge Iván Argiz dijo...

No vendrá ninguno, lo tengo tristemente claro.

Nos queda la esperanza de que pese a tener la peor defensa (queda claro en cifras y viendo partidos en la tele) no estamos en descenso, así que si nos salvamos está claro que el resto es mejor de la media de primera y quizá sepamos reforzar bien la retaguardia en veranos.

Pero ahora ya doy por hecho que no viene nadie.